Importaciones de Los Ángeles y Long Beach continuan a la baja por guerra comercial

Los puertos americanos de Los Ángeles y Long Beach, que concentran la mayor cantidad de importaciones con China, manejó un 5,1% menos de contenedores de carga durante el pasado mes de junio.

Junio ​​fue el segundo mes en que disminuyeron las importaciones del hub portuario más transitado de los EE.UU., y que se encuentra en medio de lo que suele ser la temporada alta para los envíos entrantes de mercancías destinadas a las ventas de vacaciones de invierno indicó Reuters.

Importaciones de Los Ángeles y Long Beach continuan a la baja por guerra comercial

Las importaciones al puerto más pequeño de Long Beach cayeron un 13,7% desde junio de 2018, más que compensando la ganancia del 3,5% en el puerto de Los Ángeles, que procesó 396.306 TEUs.

Muchos han advertido que la economía mundial se está enfriando, debido en parte a las tensiones comerciales entre EE.UU, y China.

La caída de mayo se debió en gran parte al recorte del volumen de Cosco Shipping en China en el Puerto de Long Beach, según un informe reciente de la firma de datos comerciales de S&P Global Market Intelligence.

Un portavoz del puerto de Long Beach dijo el jueves que las instalaciones vieron cambios similares en los buques de carga en junio.

Los puertos marítimos de EE.UU. registraron un récord de importaciones en 2018 después de que los minoristas se apresuraran a traer productos chinos, incluidos muebles, electrodomésticos y autopartes, antes de que estuvieran sujetos a nuevas tarifas.

Los minoristas llenaron los almacenes y todavía están trabajando en ese inventario.

Además, las exportaciones estadounidenses, que se han visto gravemente afectadas por los aranceles en represalia a China, cayeron un 3,4% año con año en junio, dijeron los dos puertos.

La administración de Trump intensificó el conflicto comercial en mayo, al anunciar un aumento de los aranceles en US$200 mil millones de productos chinos. China tomó represalias con aranceles por US$60 mil millones en bienes estadounidenses.

Los EE.UU. han detenido los planes para golpear a China con aranceles sobre US$300 mil millones adicionales en bienes, mientras que los dos países buscan un acuerdo comercial.

«Los minoristas aún quieren proteger a sus clientes contra posibles aumentos de precios que vendrían con cualquier tarifa adicional, pero con las últimas tarifas propuestas en suspenso por ahora y los almacenes abultados, solo hay mucho que pueden hacer», dijo Jonathan Gold, vicepresidente de la Federación Nacional de Minoristas para la cadena de suministro y política aduanera.