IATA: Demanda de carga aérea de julio estable pero capacidad sigue restringida

La demanda de carga aérea mundial en julio es estable, pero en niveles más bajos que en 2019, dijo la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) según su última publicación.

Si bien hay alguna mejora de mes a mes, está a un ritmo más lento de lo que sugerirían algunos de los indicadores tradicionales por la limitación de capacidad, dada la pérdida de espacio disponible para carga en los cargueros mientras los aviones de pasajeros permanecen estacionados.

La demanda global, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTKs *), cayó un 13,5% en julio (-15,5% para operaciones internacionales) en comparación con el año anterior. Se trata de una modesta mejora con respecto a la caída interanual del 16,6% registrada en junio. La demanda desestacionalizada creció un 2,6% intermensual en julio.

La capacidad mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga disponible (ACTK), se redujo un 31,2% en julio (32,9% para operaciones internacionales) en comparación con el año anterior. Esta es una pequeña mejora con respecto a la caída interanual del 33,4% en junio.

La capacidad de los cargueros se contrajo en un 70,5% en julio en comparación con el año anterior debido a la retirada de los servicios de pasajeros en medio de la pandemia. Esto se vio parcialmente compensado por un aumento del 28,8% en la capacidad gracias al uso ampliado de aviones de carga.

Relacionadas: Latinoamérica es la más afectada por caída de carga aérea dice IATA

La actividad económica continuó recuperándose en julio reflejada en el desempeño del Índice de Gerentes de Compras (PMI), un indicador de salud económica en el sector manufacturero:

  • El componente de nuevos pedidos de exportación del PMI manufacturero subió 3,5 puntos en comparación con junio y subió 19,8 puntos desde abril.
  • El PMI que rastrea la producción manufacturera mundial volvió a estar por encima de 50, en consonancia con el crecimiento mes a mes de la producción.

Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA dijo: “Los indicadores económicos están mejorando, pero aún no hemos visto que eso se refleje plenamente en el aumento de los envíos de carga aérea. Dicho esto, la carga aérea es mucho más fuerte que el lado del pasajero del negocio. Y uno de nuestros mayores desafíos sigue siendo satisfacer la demanda con una capacidad muy reducida».

Y añadió que: «Si las fronteras permanecen cerradas, los viajes se reducen y las flotas de pasajeros en tierra, la capacidad de la carga aérea para mantener la economía global en movimiento se verá desafiada».