Huella de carbono en actividades logísticas

El transporte y la logística tienen la consideración, desde hace tiempo, de ser sectores muy contaminantes. Sin embargo, ambos sectores vienen implementando desde hace casi treinta años modelos progresivos de limitaciones de emisiones en vehículos y de reducción de la contaminación, según asevera Alejandro Gutiérrez Velázquez, Presidente del Centro Español de Logística.

El ejecutivo advierte además que estas medidas han contribuido de manera decisiva a que en Europa se haya desarrollado una industria muy avanzada y extraordinariamente competitiva y a que los estándares del continente puedan considerarse los más exigentes de todo el mundo. El sector ha respondido a las exigencias de reducción de las emisiones contaminantes con decisión desde hace tiempo. Esto es algo que, por ser poco conocido, no es menos cierto.

Ahora, enfatiza Gutiérrez, «toca dar un paso adelante más en esa lucha constante contra la contaminación. Este paso es la medición de la Huella de Carbono, es decir la determinación del rastro contaminante, que se produce a lo largo de todo el tránsito de los productos por una cadena de suministro desde su origen hasta su destino final en manos del consumidor final.

El reto es importante y fundamental para lograr una economía sostenible, capaz de abastecer de productos a mercados cada vez más distantes, en un entorno globalizado y marcado por niveles competitivos muy elevados. La logística se ha ganado una posición privilegiada en la estrategia empresarial, con la misión de colocar a disposición de los consumidores, productos al menor precio.

Alejandro Gutiérrez remarcó igualmente que «el reto en los próximos años consistirá, igualmente, en colocar los productos en los mercados con el menor coste energético y reduciendo al máximo el impacto medioambiental de la actividad de cualquier empresa. Sólo con cadenas de valor más eficientes y menos contaminantes y con consumos energéticos ajustados podrá hacerse frente a un volumen creciente de intercambios comerciales.

Lo anterior es con un número también en aumento de países y consumidores en diversos puntos del planeta que disponen de mayor poder adquisitivo. La logística tiene mucho que decir sobre la sostenibilidad de la industria y el equilibrio del comercio.

Relacionada:  Huella de Carbono: Maersk impulsa el sistema de lubricación por aire