Guía para ayudar a la logística en su camino hacia 0 emisiones

En su apuesta por ayudar a la industria logística a alcanzar las cero emisiones, el Consejo Europeo de Cargadores (ESC), ha impulsado una nueva iniciativa para la puesta en marcha de un Centro de Carga Inteligente y un Consejo Mundial para el Desarrollo Sostenible junto a 30 entidades globales más.

Ambos organismos comparten la misión de mejorar la transparencia respecto a las emisiones de carbono y trabajan juntos para conseguir las cero emisiones en el sector logístico. El consorcio, que cuenta con el apoyo del Foro Económico Mundial, ha dado un nuevo paso en esta dirección mediante el desarrollo de una guía para cuantificar el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero en toda la cadena logística, desde el proveedor hasta el consumidor final.

En este sentido, desde ESC, explican que si se quiere aplicar el principio de que «quien contamina, paga», es preciso medir las emisiones de manera eficiente, justa y armonizada. La nueva guía se ha desarrollado a partir de la metodología del Centro de Carga Inteligente para contabilizar y registrar las emisiones, y la propuesta por el Consejo Mundial Para el Desarrollo Sostenible para registrar las emisiones durante el ciclo de vida de los productos.

De este modo, se pretende que las empresas puedan comprender mejor y registrar sus emisiones, mejorar la colaboración a nivel industrial y apoyar a las empresas en la implementación de sus estrategias de descarbonización y sus objetivos de cero emisiones.

La guía, que se publicará a finales de 2022, será presentada oficialmente en el Foro Económico Mundial de Davos en enero de 2023 e incluirá diferentes casos de uso y desafíos empresariales en la medición de las emisiones logísticas en un intento de ofrecer una guía práctica y que pueda ser llevada más fácilmente a la práctica.

Navieras se suman a la descarbonización

Tal como otras compañías, Stena Line ha avanzado en el desarrollo de su primera línea de cero emisiones al firmar un acuerdo con el Ayuntamiento y el Puerto de Frederikshavn (Dinamarca) por el que todas las partes se comprometen a impulsar la primera conexión de ferry del mundo completamente libre de combustibles fósiles.

El nuevo servicio operará entre Gotemburgo y Frederikshavn, con la ayuda de dos buques ‘Stena Elektra’ propulsados por baterías a partir de 2030. Las embarcaciones cuentan con 200 metros de eslora y una capacidad de 3.000 metros lineales y 1.000 pasajeros, además destacarán por ser los dos primeros ro-pax de su tamaño que no utilicen combustibles fósiles.

Relacionada: China apuesta por ser cero emisiones de CO2 para 2060