Fusiones y adquisiciones se preparan para recesión económica

El comercio mundial está entrando en una temporada seca, ya que la inflación y la caída del mercado de valores restringen la sed de muchas empresas por crecer a través de adquisiciones. La guerra en Ucrania y los temores de que se avecina una recesión económica asestaron un duro golpe a la actividad de fusiones y adquisiciones en el segundo trimestre.

El valor de los acuerdos anunciados cayó un 25,5% año tras año a US$ 1 billón, según datos de Dealogic. La actividad de fusiones y adquisiciones en Estados Unidos cayó un 40% a US$ 456.000 millones en el segundo trimestre, mientras que Asia-Pacífico cayó un 10%, según datos de Dealogic.

Europa fue la única región donde el negocio no se desaceleró. La actividad aumentó un 6,5% en el trimestre, impulsada en gran medida por un frenesí de acuerdos de capital privado, incluida una oferta pública de 58.000 millones de euros para el grupo de infraestructura italiano Atlantia.

El volumen de transacciones internacionales cayó un 25,5% en los primeros seis meses del año. Una ola tradicional de inversión estadounidense en Europa no se produjo después del comienzo de la guerra en Ucrania.

Financiar adquisiciones se ha vuelto más costoso para las empresas a medida que los bancos centrales elevan las tasas de interés para combatir la inflación después de años de abundante dinero puesto en el mercado por las autoridades monetarias.

«La volatilidad del mercado de valores es un obstáculo importante para las fusiones y adquisiciones estratégicas. Cuando hay volatilidad en el mercado de valores, es difícil tener conversaciones de valor y hace que sea difícil usar las acciones como moneda», dijo Damien Zoubek, codirector de prácticas corporativas y fusiones y adquisiciones para EE.UU. en Freshfields Bruckhaus Deringer.

En Europa, las fuertes caídas en el valor del euro y la libra han hecho que las empresas sean vulnerables a las acciones oportunistas de los inversores de capital privado. «El cambio del mercado brinda una ventana de oportunidad para los fondos de capital privado a medida que los valores de las empresas están cayendo», dijo Umberto Giacometti, codirector del grupo de patrocinadores financieros de EMEA de Nomura.

En el futuro, el mercado espera que las transacciones transfronterizas entre EE.UU. y Europa aumenten con el tiempo, sobre la base de un dólar fuerte y una brecha cada vez mayor entre la valoración de las empresas estadounidenses y europeas.

Relacionada: Aspectos a considerar en conectividad y economías globales