FMI: Inflación podría dispararse en Latinoamérica por sanciones a Rusia

Las sanciones contra Moscú y los bloqueos aéreos y marítimos están afectando de una manera exponencial a Latinoamérica, y las proyecciones a corto plazo no son esperanzadoras. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha alertado de que la inflación podría dispararse en la región a causa de la ralentización del comercio con Rusia.

Según publicó RT, en Argentina, las economías regionales siguen muy de cerca la evolución del conflicto, ya que para unas 400 empresas exportadoras, sobre todo de alimentos, su principal mercado es el ruso y se ven fuertemente afectadas por las sanciones de Estados Unidos y sus aliados europeos.

Se trata de exportaciones de frutas, quesos y pescados. Concretamente, en 2021, Argentina le vendió a Rusia unos 680 millones de dólares en estos productos agrícolas. En el contexto actual, hay cargamentos que habían sido despachados antes de la aplicación de las sanciones que se encuentran desviados porque no pueden llegar a destino y, además, hay pagos congelados y contratos que deben ser renegociados por la devaluación del rublo. Todo este panorama podría hacer caer definitivamente las ventas.

«La mercadería que está por llegar o está en puerto europeo tiene que ser relocalizada porque las navieras no quieren estar operando por puertos rusos», comenta Matías García Tuñón, coordinador de la Cámara de Comercio e Industria Argentino-Rusa, que detalla algunos de los principales inconvenientes que enfrentan estas compañías, entre ellos, los problemas con los pagos.

Tuñón afirma que hay muchas empresas que «tienen el acceso limitado o directamente bloqueado al sistema [interbancario] SWIFT y no pueden estar haciendo el pago con esas mercaderías que compraron en Argentina. Las economías regionales dependen mucho de sus exportaciones y Rusia es uno de los principales mercados. Hay una afectación directa a las economías regionales y no sabemos qué impacto van a tener«, agrega.

A este escenario hay que sumarle la alarma que enciende la posible escasez de fertilizantes para todo el sector agrícola de Latinoamérica. Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, Rusia es el principal proveedor mundial de estos productos fertilizantes y concentra cerca del 13 % del comercio global.

Desde el inicio del conflicto bélico, los precios de los fertilizantes han ido en alza y se espera que países como Argentina, Brasil, Paraguay o Colombia puedan enfrentar problemas muy serios de abastecimiento y de producción en los próximos meses, en caso de que se extienda la situación actual.

Relacionada: Las cadenas de suministro reaccionan al conflicto Ucrania – Rusia