Fernando Alonso de AGyL – The Human Capital: «Las empresas están priorizando capacidades transversales»

El Foro Iberoamericano de Logística (FIALOG), en el marco de la celebración del Día del Logístico, realizó vía virtual el seminario «Talento y Competencias para salir de la crisis», instancia donde distintos organismos y asociaciones logísticas, analizaron el actual momento de la industria que intenta reactivarse tras el impacto ocasionado por la pandemia del Covid-19.

Fernando Alonso: «El profesional debe ser capaz de adaptarse a la resistencia, tolerancia y frustración».

Entre los participantes al evento estuvieron representantes de la Asociación Logística del Ecuador (Asolog), Soy Logístico de México, Asociación de Profesionales en Logística A.G. (Aplog), Foro de Expertos Logísticos de Caleruega de España (Felog), Asociación Panameña de Ejecutivos de la Cadena de Abastecimiento (APECA) y el Centro Logístico Hondureño (Celhon).

El mexicano, Fernando Alonso García, Managing Partner AGyL – The Human Capital y ex-director Supply Chain México de Unilever, remarcó los efectos que ha generado la pandemia, así como la manera cómo nos debemos adaptar a los cambios que vivirá la economía mundial.

¿Cuál es el contexto real en las distintas industrias respecto a la pandemia?

«El panorama es que evidente todos vamos a emerger desde esta pandemia, de una u otra forma vamos a salir. Sin embargo, existen algunos aspectos que hemos experimentado todo este tiempo y que nos ayudarán a superar la crisis de una forma positiva, aplicando una serie de imperativos en la cadena de valor como son la seguridad y bienestar, las emociones, competencias en liderazgo, soluciones de problemas, mindfulness, inspiración hacia la ejecución, alto desempeño, asociación e influencia y disrupción. Hoy es un tema el concepto de «Nueva Normalidad», honestamente no sé claramente qué puede tener de normal lo que viviremos, pero es claro que debemos salir adelante con una serie de capacidades para hacer frente al futuro.

Hoy tenemos un momento crítico, pero que nos entrega una buena cantidad de oportunidades, y esas oportunidades nos deben llevar a aspectos de tomas de decisiones junto a adaptaciones constantes. Las empresas y organizaciones en los próximos 10 años, estarán fundamentadas en las decisiones que tomemos en este momento. Por lo tanto, el camino que se tome mañana, debe ser bien pensado hoy.»

¿El Covid-19 fue un acelerador de procesos?

«Es importante tener en mente que no hay nada escrito, muchos pueden tener premisas o hipótesis para enfrentar ciertas circunstancias en el corto y mediano plazo respecto a la pandemia. Sin embargo, también es preciso entender el futuro, saber que los temas de distanciamiento se puedan presentar todavía durante el 2022 e incluso hasta el 2024. Esto nos lleva a que las situaciones han cambiado, debemos estar preparados y saber reaccionar frente a un escenario como el de esta naturaleza.

Es más, un estudio de Washington Post publicó recientemente los impactos que está teniendo el Covid-19 en algunas empresas, y todo está orientándose a prescindir de puestos de trabajo. En Latinoamérica, y en la parte económica, está marcada por un 5, 6 o incluso 7% de contracción en los índices de PIB, algo que por supuesto era imposible de predecir en el comienzo, pero ahora tenemos una visibilidad que sí nos permite tomar una decisión.»

En este panorama ¿Cuáles serán las tendencias de competencia para la búsqueda de nuevos profesionales?

«Tal como mencioné, muchas compañías han prescindido de ejecutivos muy valiosos y con grandes competencias. Siento que a favor de las empresas hay mucho talento que está disponible para desempeñar diferentes funciones, desde lo operativo hasta alta dirección, las capacidades transversales (no las técnicas) están tomando mucho peso específico. Hablamos de conocimiento de negocio, conocimiento de mercado, capacidad en toma de decisiones, y una en especial, la capacidad de inteligencia emocional, es decir, que el profesional sea capaz de adaptarse permanentemente a la resistencia, tolerancia y frustración. Es ser innovador y disruptivo, para enfrentar desafíos en el mediano y largo plazo. No digo que sea lo mejor, pero si son aspectos que las empresas están priorizando debido a los objetivos que se pretenden lograr.»

Entonces ¿Qué decisiones son oportunas tomar?

«Antes del inicio de la pandemia había muchas capacidades que no se tenían bien asumidas. Las capacidades de ventas e-commerce, las capacidades de atención en línea, la capacidad de tener estructura logística y la capacidad de procesos que deben tener un nivel de respuesta y ejecución mucho más importantes en las operaciones. Si esto lo llevamos al punto de supply chain y logística, hubo una evidente disrupción en las cadenas globales, principalmente en los sectores de tecnología, automotriz, farmacéutico y en productos de consumo.

Ricardo Suárez de DNA Human Capital: «La capacitación es fundamental»

Dado esto, tenemos que tomar decisiones en virtud de los datos que tengamos para poder asumir la capacidad de diferenciarnos a lo largo del tiempo. Antes teníamos una capacidad de oferta, productos básicos o tiendas de especialidad, pero en este momento los consumidores no están buscando eso. Ellos están demandando nuevos canales de distribución con canales de comunicación, necesitan un servicio lleno de confianza y lleno de valores adicionales.»

¿Qué sectores fueron los más afectados?

«Obviamente la parte que tiene relación con hospitales, el sector de la entretención, el transporte en general, energía y minas. Por contrapartida, los que menos impacto tuvieron durante este período son la tecnología, las telecomunicaciones, el comercio electrónico y, en algunos casos, el sector salud, pero principalmente el farmacéutico, dispositivos y equipamiento médico.»

Tomando en cuenta la cultura organizacional de las empresas ¿Cuál puede ser la clave del éxito dado los cambios que vendrán post pandemia?

«La clave tiene relación con la capacidad de liderazgo en cualquiera de sus formas, sea inspiracional, transformacional, situacional, etc. Aquel que es capaz de que en la empresa sucedan las cosas para ejecutarlas con excelencia, tiene gran parte del camino recorrido. Esos van unidos con los imperativos que respondí al comienzo. Es hacer que las cosas sucedan, las tomas de decisiones, el equipo de alto desempeño, la confianza en el grupo, resultados esperados, todo eso enmarca la posibilidad de llevar a la organización a la obtención de metas con una visión clara.»

Competencias para liderar la cadena de suministro por David Ramírez

 

MasContainer Radio

 

Minuto Comex

Concepto Logístico

Análisis de la Semana