Extensión del acuerdo de exportación de granos desde el Mar Negro sigue incierta

El gobierno ruso dijo que aún no hay acuerdo para extender el trato de permite a Ucrania, país con el que están en guerra hace más de 10 meses, exportar sus granos a través del Mar Negro y que también los afecta directamente.

Las complicadas exportaciones de alimentos y fertilizantes aún siguen en arduas reuniones. El vicecanciller Sergei Vershinin fue citado por la agencia estatal de noticias TASS diciendo que las conversaciones con funcionarios de la ONU en Ginebra el viernes habían sido útiles y detalladas, pero que aún no se había resuelto el tema de la renovación del acuerdo, que expira en una semana informa Reuters.

También dijo que no podría haber progreso a menos que un banco estatal ruso que financia el sector agrícola se vuelva a conectar al sistema internacional de pagos bancarios SWIFT, del cual ha sido cortado por las sanciones occidentales.

Las Naciones Unidas dicen que se han exportado 10 millones de toneladas de granos y otros alimentos desde Ucrania bajo la iniciativa del Mar Negro acordada en julio, lo que ayudó a evitar una crisis alimentaria mundial.

Pero Rusia se ha quejado en repetidas ocasiones de que sus propios envíos de cereales y fertilizantes, aunque no son objeto directo de las sanciones occidentales, están efectivamente bloqueados porque las sanciones cortan el acceso de los transportistas a la financiación, los seguros y los puertos.

Un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que los envíos de granos de Ucrania y la «normalización» de las propias exportaciones agrícolas de Rusia eran partes integrales de un paquete único de medidas para garantizar la seguridad alimentaria mundial. En su lectura de las conversaciones del viernes, dijo que el único «acceso sin obstáculos de los alimentos y fertilizantes rusos a los mercados mundiales» permitiría estabilizar los precios.

Una declaración de la ONU el viernes dijo que los participantes “siguen comprometidos con la implementación de la Iniciativa de Granos del Mar Negro y mantuvieron discusiones constructivas sobre su continuación”.

Se citó a Vershinin diciendo que restaurar el acceso al sistema de pagos SWIFT para el prestamista agrícola Rosselkhozbank era un tema clave. “Sin eso, por supuesto, simplemente no podemos avanzar”, dijo, y agregó que los funcionarios de la ONU le habían asegurado a Rusia que “también consideran que este tema es vital”. Por su lado, la Unión Europea anunció el 3 de junio que retiraría al banco del sistema SWIFT como parte de su sexta ola de sanciones por la invasión rusa de Ucrania.

Ucrania ha acusado a Moscú de jugar “juegos del hambre” con el mundo. Rusia, cuyos buques de guerra bloquearon el acceso a los puertos ucranianos hasta que entró en vigor el acuerdo de julio, niega haber utilizado el tema de los cereales como una herramienta para ganar influencia en el conflicto.

Rusia suspendió brevemente su participación en el acuerdo el 29 de octubre después de un ataque a su flota del Mar Negro, pero regresó solo cuatro días después en un cambio de sentido del presidente Vladimir Putin después de la mediación del presidente turco Tayyip Erdogan.

Rusia retiró sus tropas de la ciudad de Kherson, en el sur de Ucrania, esta semana, abandonando la única capital regional que había capturado desde la invasión de febrero.

Relacionadas: ¿La mayor crisis alimentaria de la historia moderna? Dólar en alza deja comida apilada en puertos y crece hambre en el mundo