Extender la vida útil de los neumáticos es clave para la eficiencia del servicio

Es considerablemente alto el porcentaje de neumáticos desgastados que circulan por las calles y carreteras del mundo, y los conductores sólo los cambian cuando la profundidad de la banda de rodadura está muy desgastada y las características de seguridad se ven claramente afectadas. Esta es un de las conclusiones a las que llegaron con su estudio Nokian Tyres.

«Recomendamos no desgastar los neumáticos por completo. Una profundidad de la banda de rodadura de 4 milímetros es un límite razonable para sustituir los neumáticos. Pasado este mínimo, las características del neumático se deterioran de manera clara, especialmente en lo que respecta a la prevención del aquaplaning. Una profundidad de la banda de rodadura muy baja también aumentará el riesgo de daños por pinchazos«, indica a La Verdad el gerente técnico de Servicio al Cliente de Nokian Tyres, Matti Morri.

Los compradores de neumáticos deben tener en cuenta toda la vida útil del producto: El precio siempre se basa parcialmente en los materiales utilizados en la fabricación. Los neumáticos premium tienen compuestos de goma y metales mucho mejores y más duraderos que otras alternativas más baratas. Por ejemplo, los neumáticos para SUVs y furgonetas de Nokian Tyres contienen fibras de aramida que refuerza los flancos del neumático proporcionando más durabilidad y protección en situaciones de conducción más exigentes y extremas. La aramida es una fibra muy resistente que se utiliza, por ejemplo, en los chalecos antibalas.

«Sin embargo, la resistencia al desgaste no debe ser la única base para su selección. Merece la pena hacer hincapié en la seguridad, en un buen agarre en mojado y la prevención del aquaplaning que contribuyen en gran medida a ello», afirma Morri. «Los conductores pueden prolongar la vida útil y segura de sus neumáticos rotándolos de la parte delantera a la trasera y viceversa. Esto hará que los neumáticos se desgasten de manera uniforme. Desafortunadamente, rotar los neumáticos no es nada habitual, y es un hábito que podría incluso duplicar el kilometraje que se puede obtener de un juego de neumáticos», concluye.

Un almacenamiento correcto también puede mejorar la durabilidad de los neumáticos. El lugar idóneo para guardar los neumáticos es un sitio fresco y seco, protegido de la luz solar. El estudio reveló que más del 75% de los conductores guardan sus neumáticos en casa, mientras que el 21% de los encuestados utiliza un hotel para neumáticos, algo más habitual en Suecia, Alemania e Italia que en Finlandia y Rusia.

Asimismo, los neumáticos duraderos son una elección económica para los conductores y la mejor opción para el medioambiente. El estudio de Nokian Tyres también analizó las opiniones de los compradores acerca de los temas medioambientales.

Así, los adultos jóvenes consideraron importante reducir las emisiones de CO2 de la fabricación de neumáticos, mientras que los conductores de más edad se preocuparon por la liberación de microplásticos y el consumo de combustible. Asimismo, los datos recogidos vislumbran algunas diferencias en materia de género.

Las mujeres dieron mayor importancia a las emisiones de CO2 y la producción sostenible de materias primas que los hombres. En cambio, estos últimos priorizaron el consumo de combustible y el ruido de rodadura externo, entre otros factores.

Relacionada: Más allá de los neumáticos: Michelin lanza oficialmente en Chile su servicio de Flotas Conectadas