España: Inversión inmobiliaria tuvo un año soñado gracias a la logística

Energía utilizada en centro logístico de Guadalajara es de origen 100% renovable / FOTO Alditraex

Los datos del Market Outlook 2022 elaborados por CBRE indican que la inversión en el sector inmobiliario español ha alcanzado el pasado 2021 un total de 12.700 millones de euros, un 33% más que en 2020 y una cifra que también se coloca por encima de los registros previos a la pandemia.

En este mismo sentido, la consultora señala que el ejercicio pasado ha ido de menos a más y que ha terminado afectado por el impacto de la nueva variante ómicron del covid. Dentro de estos buenos registros, el sector logístico ha copado un 17% de esa inversión total y se ha convertido en uno de los segmentos con mejor comportamiento durante el ejercicio, junto con los de vivienda y hoteles.

En concreto, la consultora calcula que el año pasado se han alcanzado los 2,7 millones de m² contratados de espacio logístico en España, con un gran crecimiento en todo el país, especialmente en Cataluña, donde se ha registrado un incremento en el take-up con relación a 2020 de un 118%. De igual modo, en la zona centro, la subida ha sido de un 12%.

Además, CBRE estima que la oferta de proyectos logísticos a finales de este 2022 llegará a los 1,6 millones m², con una demanda que viene impulsada por el comercio electrónico, la alimentación, los operadores logísticos, así como del textil y el calzado.

Por lo que respecta a las rentabilidades, la consultora estima que, en el conjunto del sector inmobiliario español se han mantenido durante el año pasado, salvo en el segmento logístico, en el que la elevada actividad inversora ha presionado a la baja las yields prime por debajo del 4% y se prevé margen de compresión adicional para acercarse a niveles similares a los de países cercanos.

Así mismo, dentro de su análisis del sector logístico, CBRE también señala el papel emergente que viven los data centers, cuyo mercado se duplicará este 2022, con la vista puesta en alcanzar una potencia instalada de 600 MW en 2025, frente a los 179 de este mismo año y con una demanda de la que tiran grandes empresas tecnológicas globales.

En términos generales, la consultora cree que este 2022 dará nuevos pasos hacia la recuperación, con vivienda, hoteles y logística como motores para el año, aunque con riesgos que inciden en la alta volatilidad e incertidumbre que se vive durante esta crisis sanitaria.

Concretamente, CBRE pone el acento en las amenazas que suponen posibles nuevas olas de covid, la prolongación de la inflación alta y la posibilidad de un incremento de los tipos de interés.

Lee También: Los fraudes virtuales están amenazando a gran parte del sector logístico