Entregas en el mismo día, el camino del comercio electrónico

La compra on-line de artículos puede tener muchas ventajas, como comprar cómodamente desde casa, la oportunidad de encontrar el mejor precio, promociones especiales de Internet y mucho más. Sin embargo, una desventaja en comparación con la compra en comercios convencionales tradicionales, aparte de la falta de una experiencia táctil de los productos, suele ser el plazo de entrega.

Obviamente, el cliente desea recibir los productos lo antes posible. Por lo tanto, no sorprende que la tendencia apunta hacia entregar en el mismo día, especialmente entre las grandes compañías de pedidos por correo o para ciertos grupos de productos. Esta modalidad de entrega supone «un cambio en las reglas de juego» porque combina la disponibilidad directa de productos del sector minorista con la conveniencia de hacer pedidos desde el propio hogar.

El mayor proveedor de servicios exprés de Alemania, DHL, ofrece un servicio de mensajería clásico que promete una entrega durante el mismo día en todo el mundo. Eso sí, por su precio, el servicio se presta más bien a urgencias que a las condiciones estándar del comercio electrónico actual.

La entrega en el mismo día tiene lógica en casos de particulares o con grupos especiales de clientes. El proveedor de servicios “en el mismo día” Tiramizoo, tiene compañías como Saturn, Media Markt, Conrad y Nespresso en su cartera de clientes con el fin de abastecer a clientes particularmente urgentes con poca antelación.

Con todo, es cuestionable si los clientes no estarían igualmente satisfechos con una fecha deseada flexible. La entrega de los productos pedidos en la fecha deseada o la libre elección del lugar y hora de entrega es más importante para los clientes que la entrega de mercancías en el mismo día.

Requisitos para la entrega el mismo día

En general, un servicio más rápido implica un fuerte aumento de los costes logísticos. Ahora bien, como se ha mencionado, la satisfacción del cliente también aumenta enormemente, lo que le da al minorista on-line una enorme ventaja en el mercado. Los clientes solicitan la entrega el mismo día, pero raras veces quieren pagarla, y en países como Alemania la predisposición de los clientes para pagar la entrega en el mismo día es inferior a cinco euros.

Los requisitos previos para la entrega en el mismo día incluyen una gestión eficaz del almacén, un alto grado de automatización y una capacidad de respuesta flexible. Para empezar, es preciso contar con socios comprometidos que se hagan cargo de la entrega de los productos. En este caso, sin embargo, debe garantizarse un proceso y un intercambio de datos sin problemas.

En general, la entrega en el mismo día sólo es posible si se da la proximidad física a los centros de distribución que cubran los costes sólo en entornos urbanos, de modo que los vehículos de entrega cubran las menores distancias. Pero inevitablemente, en las ciudades esta forma de suministro conducirá a un mayor tráfico y contaminación ambiental. Con todo, esto podría reducirse involucrando a distribuidores locales como supermercados o farmacias.

La reducción de la gama de productos también puede llevar a una racionalización de la logística. Otro factor importante es el propio cliente, parte esencial de la cadena logística porque debe garantizar la aceptación de los artículos pedidos ya que uno de los problemas actuales del comercio electrónico es el creciente volumen de devoluciones y la complejidad de su gestión. Por este motivo el horario de entrega a partir de las 18 horas, cuando el cliente está en casa, se está haciendo popular.

Por último, otras soluciones pueden incluir la entrega a domicilio, con apertura y cerradura inteligente de la puerta, y la recogida en ciertas estaciones de paquetería. La entrega en el mismo día se ha convertido en una necesidad en los sectores de conveniencia y alimentos, pero también es apreciado para artículos pesados o voluminosos, ya que así el cliente se ahorra cargar con el producto.

En general, todavía hay muchas incógnitas sobre la consolidación del servicio, como la velocidad de expansión, la aceptación de menores márgenes de beneficio, el uso de robots de entrega y estaciones de embalaje, y la influencia de quien marque la tendencia.

Relacionada: Nuevos hábitos de consumo en servicios de última milla