Empresas marítimas se unen para impulsar la tecnología climática

El propietario de petroleros malasios, AET, se ha unido a un grupo de inversores compuesto por Shell, Trafigura y Saudi Aramco para apoyar a la startup suiza de tecnología climática Daphne Technology a eliminar las emisiones de gases tóxicos y de efecto invernadero de los combustibles marinos.

Según Splash, se dice que la solución plug-and-play de Daphne descompone los contaminantes, como los óxidos de nitrógeno, el metano y el dióxido de carbono del gas de combustión de cualquier tipo de combustible, incluidos el petróleo, el GNL, los biocombustibles, el amoníaco y el hidrógeno, convirtiéndolos en subproductos no peligrosos.

El capitán Rajalingam Subramaniam, presidente y CEO de AET, agregó: «Como creyente en el GNL como una solución a largo plazo en la descarbonización marítima, hemos estado buscando tecnologías para reducir el deslizamiento de metano y mejorar el entorno de descarbonización de «tanque a estela». Por lo tanto, además de ser un inversor, también desplegaremos y probaremos la tecnología en nuestros buques que utilizan GNL como fuente de combustible».

El aumento de capital se destina a la segunda ronda de financiación desde que Daphne Technology se separó del Instituto Técnico Federal Suizo (EPFL) en 2018. Shell Ventures lideró el aumento de capital de CHF10 millones ($ 10.9 millones) junto con Trafigura, AET y todos los inversores anteriores coinvertidos, incluidos Saudi Aramco Energy Ventures y el Fondo de Innovación.

Cabe recordar que la industria de la logística a nivel global emite más de 3.5 Gigatoneladas de CO2 cada año. Si bien es cierto que la descarbonización de las cadenas de suministro aún presenta retos e interrogantes, es preciso implementar soluciones que de inmediato impacten positivamente al ambiente.

En estas cadenas a nivel global hoy ya se pueden realizar esfuerzos para incorporar soluciones bajas o neutras en carbono. En el caso de los buques portacontenedores, actualmente pueden ser propulsados por combustibles neutros en carbono.

De acuerdo con Alliance for Logistics Innovation through Collaboration in Europe (ALICE), 8% de las emisiones globales de CO2 provienen de las operaciones de la industria logística de transporte mundial. De estas, 62% de las emisiones son generadas por el transporte terrestre, mientras que la modalidad oceánica aporta el 27% y la aérea suma 6%; el ferrocarril contribuye con un 3%.

También señala que la ambición es que Europa sea el primer continente climáticamente neutro del mundo para 2050, lo que se logrará con un enfoque diseñado para reducir las emisiones de CO2 en un 50% a más tardar en 2030.

Relacionada: HMM suma tecnología IoT para sus contenedores reefer y congelados