Crisis de Stock: Empresas compran contenedores y fletan buques

Los actuales atrasos en los puertos mundiales están provocando a las empresas a tomar decisiones muchas más drásticas para cumplir con sus demandas y para solucionar su crisis de stock. Es así como en un intento de salvar algunas de las interrupciones de suministro y la escasez global que ha estado experimentando la industria, se están comprando contenedores y fletando sus propios buques.

Y en una primera visión parece una decisión sensata, tomando en cuenta que la congestión seguirá según los informes, por lo que los armadores, incluido ahora el sector de los graneles, buscan mantenerse competitivos y eficientes con estas medidas tendientes a afrontar los actuales desafíos en el negocio del transporte de contenedores.

Por ejemplo, Ikea confirmó a la cadena de televisión estadounidense NBC News que había empezado a enviar productos utilizando buques fletados. Asimismo,  representantes de la empresa también informaron de que están comprando un número importante de contenedores para garantizar su disponibilidad para trasladar los bienes a sus tiendas.

Las distintas empresas logísticas, están justificando estas medidas, que parecen en un primer momento más costosa. Y lo están realizando al verse complicados por tener envíos retrasados por la congestión portuaria actual, así como por incidentes como el del “Ever Given“, que bloqueó en la vía marítima retrasando los pedidos por meses.

Asimismo, los transportistas están atribuyendo una escasez de materias primas, junto con los problemas en toda la cadena de suministro global, estaban provocando escasez y desabastecimiento de artículos en sus tienda. Los problemas que comienzan en los puertos asiáticos pueden propagarse lentamente y aparecer más tarde como retrasos en lugares como Los Ángeles o Rotterdam y precios más altos para los consumidores.

Es más, la puerta de entrada comercial más grande de Estados Unidos con Asia ya está atascada con la mayor cantidad de buques portacontenedores entrantes en más de seis meses, lo que amenaza con extender las demoras en el transporte.

Las rutas comerciales transpacíficas se han visto interrumpidas en los últimos días por el cierre parcial de puertos importantes en China debido a los brotes de Covid entre los empleados. Eso está ayudando a reducir la ya limitada capacidad de envío de contenedores a nivel mundial y manteniendo las tarifas de transporte marítimo cerca de niveles récord.

Relacionada: Un 16% de la flota mundial de graneleros está afectada congestión