Empresas aéreas invierten en mejoras en centros de cadena de frío

La empresa Air Canadá confirmó que invertirá US$ 16 millones de dólares para ampliar y mejorar las capacidades de manejo de la cadena de frío de su filial Air Canada Cargo, con el fin de optimizar los envíos farmacéuticos, alimentos frescos y otros productos perecederos en sus instalaciones del Aeropuerto de Toronto.

El proyecto forma parte de la estrategia de Air Canadá para seguir desarrollando su división de carga, que también incluye la adquisición de aviones de carga, el lanzamiento de rutas de carga específicas y la expansión del comercio electrónico. “Este es otro paso importante para Air Canada Cargo, ya que seguimos creciendo e invirtiendo en nuestras instalaciones para servir mejor a nuestros clientes», dijo Jason Berry, Vicepresidente de Carga de Air Canada.

El ejecutivo agregó que «nuestra nueva instalación de temperatura controlada, que será la única de este tipo para una aerolínea canadiense, representa una importante adición a las capacidades in situ de Air Canada en Toronto Pearson y a la logística de la cadena de frío canadiense. También dará a Air Canada Cargo una ventaja estratégica en nuestro principal centro de operaciones, que maneja más del 60% de todo nuestro tráfico, y apoyará el lanzamiento de rutas que serán servidas por nuestros nuevos aviones de carga”,

Una vez completada, la instalación mejorada contará con más de 30,000 pies cuadrados de áreas de temperatura controlada y un refrigerador ampliado para satisfacer plenamente los requisitos de los envíos de la cadena de frío. El refrigerador ampliado dará cabida a más dispositivos de carga unitarios (ULD) y envíos a granel con requisitos de temperatura COL (de +2°C a +8°C) y CRT (de +15°C a +25°C), proporcionará estanterías adicionales y una zona mejorada dedicada a las unidades de control de temperatura activas.

El proyecto también contempla la instalación de equipos energéticamente eficientes, incluyendo controladores de temperatura que monitorizarán constantemente las condiciones dentro de las instalaciones y sólo regularán la temperatura cuando sea necesario, lo que se traducirá en un menor consumo de energía.

Además, se instalarán puertas rápidas enrollables para minimizar la pérdida de energía cuando se acceda a la nevera para almacenar o recuperar la mercancía. Se instalarán luces LED en todo el centro de almacenaje, lo que reducirá aún más el consumo de energía.

Air Canada cuenta con la certificación CEIV Pharma de la IATA, lo que significa que la aerolínea cumple con los más altos estándares de seguridad, protección, cumplimiento y eficiencia en el transporte de productos farmacéuticos. Las mejoras que se están llevando a cabo en Toronto se guiaron, en parte, por las especificaciones relacionadas con esta certificación.

Relacionada: Centro de almacenaje, la clave logística para tener una empresa competitiva