El problema con los camiones en América Latina y el Caribe

Uno de los principales problemas que tiene el transporte de carga terrestre en América Latina y el Caribe es  que los camiones suelen salir llenos y regresar vacíos. Según un trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aquello se debe en parte a una forma arcaica de generar cargas, que se hace o bien a través de ventas por recomendación y llamadas telefónicas o gracias a que los conductores de los camiones se comunican con las firmas de transporte vía notas informales en las estaciones de servicio de las autopistas.

El texto del BID señala que debido a esa situación la mayoría de las empresas de transporte terrestre con suerte consiguen alguna carga e idealmente vuelven con el camión lleno. Pero, así y todo, los conductores deben confiar en que el cliente sea genuino, la carga sea segura y el pago se realice a tiempo. Esto hace que la logística sea costosa, insegura y poco confiable. Eso sin hablar de  las externalidades como  las ineficiencias de los sistemas, los recursos que se malgastan y las emisiones de efecto invernadero innecesarias.

Lo cierto es que el mercado del transporte de carga completa (FTL, por sus siglas en inglés) suele estar relacionado con el transporte de larga distancia y surge como oposición al transporte de distancias cortas o de zonas urbanas que no transportan cargas completas. El mercado FTL cuenta con un ecosistema de empresas de transporte, conductores, agentes, empresas de logística y paradas de camiones. En general, incluye también estaciones de servicio, prestamistas informales y, por supuesto, millones de PYME que dependen de este servicio para distribuir sus productos.

El mercado FTL es inmenso, pero también ineficiente. En el modelo tradicional, cada empresa de logística contacta a varios agentes en busca de camiones disponibles. Las grandes firmas tienen acceso limitado a un grupo pequeño de empresas transportistas o de camiones, y los transportistas sufren problemas de escasez de capital y seguridad de los conductores, señalan desde el BID.

Sumarse a la tecnología

El trabajo desarrollado por el BID da cuenta de la necesidad de dar saltos en tecnología. Las posibilidades de disrupción en el transporte son enormes. Esto incentiva modelos de negocios propiciados por la tecnología y empresas nuevas que vienen a llenar el vacío, con frecuencia con portales en línea. Estos se benefician de economías de escala y, al mismo tiempo, crean una multiplicidad de otros servicios y oportunidades.

Cuanto mayor es la cantidad de usuarios que se unen a una plataforma en línea, mayores son las posibilidades de integrar más productos y servicios, lo cual atrae más usuarios nuevos y lleva a otros participantes a unirse para no quedar al margen. Una vez que una plataforma FTL en línea alcanza cierta escala, también crea un círculo virtuoso de nuevas oportunidades.

El valor real está en la capacidad de una plataforma en línea de sacar beneficio de su tecnología e innovar. Además de permitir a los transportistas reducir las fricciones al encontrar y reservar las cargas en línea, la vasta cantidad de datos que genera la plataforma permite que se automaticen las negociaciones de precios y que se digitalicen y mejoren los procesos manuales.

Un ejemplo

CamiónGO es un ejemplo de cambio y disrupción. Desde su nacimiento en Chile hace un par de años ya ha extendido su labor a Ecuador y México. El uso de la tecnología y la red que ha creado ha permitido a miles de conductores profesionales y empresas de transporte terrestre brindar un mejor servicio y siempre contar con carga en sus móviles.  Por ejemplo, solo ingresando a www.camióngo.com o descargando la App te puedes registrar como transportista o generador de carga e iniciar un cambio total en la forma en cómo transportar una serie de productos.

Es decir por un lado está el servicio GoMarket que une a los clientes con los transportistas por medio de un marketplace flexible y por otro, está nuestro servicio de operador de transporte GoManager en el cual coordinamos y gestionamos el servicio de transporte de los clientes asegurándoles disponibilidad y calidad.

Finalmente está a disposición el servicio de gestión de flota, GoNetwork. En él encontrarás un TMS y Marketplace integrado desde donde una empresa u operador de transporte puede gestionar su propia red de transportistas, acceder a nueva oferta de transporte o demanda y dar total trazabilidad del servicio a su cliente. .