2030: El modelo de economía circular será parte vital de la logística

En menos de una década la economía circular será la única economía y reemplazará a las economías lineales actuales, por ende, toda la logística y cadena de suministro debería transformarse de la misma forma apuntando a la sostenibilidad. Estos modelos de negocio circulares fomentan la reutilización de materiales continuada con el objetivo de minimizar los desperdicios y la demanda de consumo adicional de recursos naturales indicó la consultora Gartner.

Se trata de un tema importante y de un cambio sustancial al que deberán sumarse las empresas. Iniciativas como las economía circular la logística verde y la logística inversa llegaron para quedarse y cada vez más son exigidas por los clientes. «Sin duda alguna, las empresas tienen una función lógica que es maximizar rentabilidades, pero también deben preocuparse del impacto que sus productos o servicios tienen en el medioambiente y en las personas o comunidades. Cada vez, esos temas, son más importantes para las personas», indicó la directora de ingeniería en Green Logistics, Laura Landeta. 

 

Es decir la preocupación de los consumidores y accionistas,  apuntará hacia la sostenibilidad. Los directos de logística y cadena de suministro “deben prepararse para la transformación de una cadena de suministro lineal a una circular sin desperdicio”. “Para seguir siendo competitivos, los líderes de la cadena de suministro deben cambiar sus modelos lineales hacia un sistema de economía circular basado en la reutilización y renovación” señalaron desde Gartner.

Steven Steutermann, vicepresidente gerente de la práctica de la cadena de suministro de Gartner dijo que “Las organizaciones están bajo presión para reducir la cantidad de desechos que están produciendo, tanto de los consumidores como de los gobiernos”.

“La solución a este desafío es un cambio hacia una economía circular y libre de residuos. La cadena de suministro desempeñará un papel clave en este proceso.

«El 84% de los participantes en la reciente Encuesta sobre la cadena de suministro y la economía circular de Gartner declaró que la cadena de suministro tiene, o tendrá, autoridad para tomar decisiones cuando se trata de las estrategias e iniciativas de economía circular de su organización”.

Desde la consultora, aseguran la necesaria colaboración de estos directores de cadena de suministro con diseñadores, proveedores internos de productos, etc. para poder entender la forma de consumo y desecho de los productos.

Además, aconsejan la unión de la compañía a un consorcio o alianza, “reunirse con profesionales de ideas afines apoyará a las CSCO para esbozar una visión de un ecosistema inteligente de socios y pares. Deben comenzar con una sola pregunta, ¿Cómo puedo reducir el embalaje?, Y ampliar a partir de ahí”.

“Para cambiar un sistema de cadena de suministro, 10 años no es mucho tiempo. Los directores de cadena de suministro deberían desplegar programas de gestión de cambios y comenzar pilotos ahora”, agrega Steutermann. “Los pilotos proporcionarán aprendizajes valiosos y ayudarán a generar impulso para nuevas iniciativas de economía circular”.

Según la encuesta, el mayor desafío para los esfuerzos de la economía circular es establecer objetivos medibles. A menudo, el desafío clave para establecer estos objetivos, como con cualquier iniciativa de transformación, es corroborar cómo los cambios propuestos afectarán las preferencias de los consumidores y, en última instancia, los márgenes.

“Si bien ya existen algunas métricas sobre sostenibilidad, en su mayoría están relacionadas con métricas lineales, como la reducción de residuos en vertederos o emisiones de dióxido de carbono. Es importante no confundir esas métricas con la economía circular. Las buenas métricas para la economía circular podrían ser los porcentajes de materiales recuperados y reutilizados para la producción y la reducción del plástico de un solo uso”, concluyó Steutermann.

Relacionadas: Logística inversa y logística verde: el cuidado del planeta por empresas sustentables