El desafío del E-Commerce para impulsar un consumo sostenible

Los principales actores del mundo del comercio electrónico se encuentran ante el desafío de fomentar un consumo más sostenible, según el último informe de la firma alemana especializada Seven Senders, probablemente con el objetivo de impulsar elecciones de menor huella.

En ese estudio, los expertos de Seven Senders recomiendan específicamente a sus clientes que se vayan orientando a un consumo relacionado con niveles más bajos de emisiones en el transporte de última milla, como respuesta, entre otras cosas, a la demanda de un público que en su gran mayoría está de acuerdo con estas políticas.

Lo que para muchos supone un reto complicado de afrontar, para ellos es una oportunidad de crear modelos que representen negocios sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, incidiendo en algunos aspectos centrales de inmediato, como por ejemplo en el packaging, que representa cerca del 10% de las emisiones definitivas.

Otros relevamientos ya han dicho que 9 de cada 10 operadores logísticos invertirán en proyectos sostenibles próximamente, lo que lleva a pensar que los ejecutivos están al tanto de esta solicitud del público, y que ya planifican el resto del 2022 y lo que vendrá después a sabiendas de que habrá que adoptar algún cambio.

El fundador y codirector de Seven Senders, Thomas Hagemann, aseguró a los medios que “una reducción de la tasa de devoluciones reduce la contaminación ambiental. Además, las entregas en puntos de recogida representan grandes beneficios medioambientales”, cuestión por la que insisten en adoptar los puntos de recogida.

Rol de la sostenibilidad en la logística Post Covid-19

La crisis sanitaria ha cambiado radicalmente algunos de los principales mantras de muchas actividades económicas y, al tiempo, también parece que servirá de impulso para algunas de las tendencias emergentes en los últimos años que, sin embargo, tampoco terminaban de cuajar.

Precisamente en este sentido, los datos del Barómetro Lean & Green de Aecoc apuntan a que la preocupación medioambiental en el sector logístico saldrá reforzada tras la crisis. El estudio calcula que un 52,8% de las empresas cree que la sostenibilidad en la logística mantendrá el peso estratégico que tenía anteriormente, mientras que un 36,1% que afirma que ganará aún más importancia en la nueva normalidad.

Relacionada: Digitalización y sostenibilidad marcarán el futuro del transporte terrestre