El Covid-19 y las lecciones aprendidas para la «última milla»

La aparición y posterior masificación de la pandemia del Covid-19, eran definitivamente impredecibles en la industria logística y en todas las cadenas de suministros. Con el correr de los meses se pudo apreciar una situación económica muy desfavorable y  con una evidente contracción de los flujos de efectivo y caída de las ventas.

Ignacio Szymanski del Consejo Directivo de SoyLogistico señala que «el impacto para la última milla fue tremendo, y debimos usar todos los recursos disponibles». Es que la emergencia sanitaria y el impacto en los distintos sectores, motivó a los distintos operadores a replantear estrategias de acción, teniendo al ecommerce como gran y sorpresivo protagonista, obligando a una verdadera reactivación de las cadenas de distribución.

Szymanski señala que «por ejemplo, Amazon anunció abiertamente contrataciones; Mercado Libre rompió récords de ventas y tiendas departamentales tuvieron un gran éxito en sus ventas nocturnas. Se dice que el comercio electrónico avanzó en Latinoamérica, lo proyectado para los próximos cinco años, y en México, algunos estudios arrojaron que se creció 112% en este tema».

¿Pero qué lecciones fueron aprendidas tras el aumento del ecommerce y por ende de la última milla?

Ignacio Szymanski del Consejo Directivo de Soy Logistico, señala que las grandes enseñanzas en la última milla fueron principalmente:

  • Armar roles de trabajo para elevar la productividad sin parar.
  • Los mejores días para entregar son sábados y domingos.
  • Estrechar la comunicación con el cliente final  elevó las entregas efectivas, agendando las entrega de Big ticket. Es decir acordar un punto de entrega más ágil o cercano y manteniendo al cliente siempre informado.
  • Rediseño de rutas: En tramos más cortos, contar con pequeños Hubs, aumentar el número de puntos de contacto y entrega con trazabilidad total.
  • La flexibilidad y agilidad en las entregas mandan sobre el costo, embarques urgentes con un costo superior, muchas veces son preferidos por los clientes finales.
  • Un buen empaque debe resistir el paso por cada punto de la cadena.
  • Mantener estrictas medidas de higiene, buen ambiente laboral, ayudar al colaborador y a su familia a sobrepasar este tiempo de pandemia es clave.

A juicio de Rodrigo Valdés, CEO, de CamiónGO siempre “se deben encontrar soluciones para satisfacer lo que por un lado será una mayor expectativa del público y por el otro el cumplimiento de dicha expectativas por parte de las empresas de comercio electrónico y última milla.”

Es decir, las empresas de transportes pueden reinventarse y por ejemplo cubrir una necesidad de alta demanda actual como la «última milla», asegura Valdés.

MasContainer Radio

 

Contenedores Q3 – MSC y Maersk – Michelin Chile

KPI logísticos

UE Ayuda a España