El cambio climático sólo empeorará problemas en cadenas de suministro

Las interrupciones relacionadas con la pandemia en las redes de suministro marítimo pueden ser sólo una muestra de lo que está por venir. La pandemia de COVID-19 ha recibido con razón la mayor parte de la culpa por los trastornos de la cadena de suministro global en los últimos dos años. Pero la amenaza menos publicitada para las cadenas de suministro del cambio climático plantea una amenaza mucho más grave y ya se está sintiendo, dicen académicos y expertos.

La pandemia es «un problema temporal», mientras que el cambio climático es «terrible a largo plazo», dice a Reuters, Austin Becker, un académico de resiliencia de infraestructura marítima de la Universidad de Rhode Island. “El cambio climático es una crisis lenta que durará mucho, mucho tiempo y requerirá algunos cambios fundamentales”, dice Becker.

Agrega el académico que “cada comunidad costera, cada red de transporte costero enfrentará algunos riesgos por esto, y no tendremos suficientes recursos para realizar todas las inversiones que se requieren”. Además dice que «de todas las amenazas del cambio climático a las cadenas de suministro, el aumento del nivel del mar acecha como potencialmente la mayor».

Pero incluso ahora, años antes de que el aumento del nivel del mar comience a inundar los puertos y otras infraestructuras costeras, las interrupciones en la cadena de suministro causadas por huracanes, inundaciones, incendios forestales y otras formas de clima cada vez más extremo están sacudiendo la economía mundial.

Ejemplos

Una muestra de estas interrupciones del año pasado sugiere la variedad y magnitud de las amenazas del cambio climático:

El congelamiento de Texas en febrero pasado provocó el peor apagón involuntario de energía⁠ en la historia de los Estados Unidos. Eso obligó a cerrar tres importantes plantas de semiconductores⁠, lo que exacerbó la escasez mundial de semiconductores provocada por una pandemia y ralentizó aún más la producción de automóviles que dependen de microchips.

Expertos advierten que los apagones también fuerzan el cierre de vías férreas, cortando los enlaces de la cadena de suministro muy utilizados entre Texas y el noroeste del Pacífico.

Relacionado: Latinoamérica se aferra a no sucumbir ante el cambio climático