El 974: Un estadio sostenible, desmontable y hecho de contenedores marítimos

El estadio 974, con capacidad para 40.000 espectadores, creado por el equipo de arquitectos españoles Fenwick Iribarren Architects y construido a partir de contenedores de transporte reutilizados y acero modular, ha sido terminado en Doha. La construcción, antes conocida como Estadio Ras Abu Aboud, se convierte en el primer estadio totalmente desmontable de la historia de la Copa del Mundo.

Según publica Interesting Engineering, el estadio 974 se construyó en Qatar y lleva el nombre del código de marcación del país y del número de contenedores marítimos que se utilizaron en su construcción. Qatar ha calificado el estadio 974 como un ejemplo pionero de sostenibilidad en grandes eventos.

Se dice que el nuevo estadio está construido principalmente con materiales reciclados o reciclables, y que será desmontado y trasladado cuando termine la Copa Mundial de 2022 en diciembre, cuando el estadio ya no sea necesario. Más allá de las tan discutidas preocupaciones sobre los abusos de los derechos humanos contra los trabajadores migrantes de la construcción en Qatar, el estadio ya está construido.

Según Bodour Al-Meer, jefe de sostenibilidad del comité organizador local de Qatar, el Supreme Committee for Delivery & Legacy, el país pretende lograr un equilibrio entre el desarrollo y el medio ambiente.

«Qatar es un país pequeño y en pleno desarrollo, y acoger la Copa Mundial ha acelerado nuestros planes de desarrollo nacional», dijo Al-Meer en una reciente conferencia virtual sobre «eventos deportivos».

«Nuestra visión para nuestro país es tener armonía entre el crecimiento económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente«, dijo. «El apartado medioambiental de la Estrategia de Sostenibilidad de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 está perfectamente alineado con nuestros objetivos nacionales».

El Comité Supremo de Qatar ha declarado que la Copa del Mundo de 2022 será, en última instancia, un acontecimiento neutro en cuanto a emisiones de carbono, en consonancia con el organizador internacional del evento, la FIFA.

Su documento de política de sostenibilidad hace hincapié en la reducción de emisiones, los estadios energéticamente eficientes, el transporte asequible y las técnicas de gestión de residuos respetuosas con el medio ambiente. Además, en el documento se afirma que «las emisiones inevitables restantes se compensarán».

Relacionada: Empresas ecológicas para un futuro más sustentable