Eficiencia tecnológica debe alinearse con políticas gubernamentales

 

«Sin políticas de los distintos gobiernos, clave de apoyo y habilitación, los beneficios reales de la tecnología nueva y de frontera permanecerán bloqueados». Este fue el mensaje de los ministros y expertos en ciencia, tecnología e innovación (CTI) que hablaron en la 15ª conferencia cuatrienal de la UNCTAD sobre por qué las políticas son cruciales para garantizar que las nuevas tecnologías y los datos se aprovechen de manera que impulsen la recuperación económica, reduzcan la desigualdad y fomenten el desarrollo sostenible.

Los panelistas de la cuarta mesa redonda ministerial de la conferencia, celebrada el 7 de octubre, esbozaron las medidas que los gobiernos, los asociados para el desarrollo y los agentes de la sociedad civil pueden adoptar para aprovechar el verdadero potencial de tecnologías como la inteligencia artificial, la robótica, los drones y la edición de genes, minimizando al mismo tiempo sus posibles daños.

«El impacto de la tecnología en la calidad de los resultados económicos, sociales y ambientales no es determinista«, dijo la Vicesecretaria General de la UNCTAD, Isabelle Durant. Agregó que «la trayectoria del cambio tecnológico puede verse influenciada por las opciones políticas y, a veces, por la ausencia de una elección informada. Los gobiernos tienen un papel clave en la configuración de los impactos de las tecnologías de frontera».

Durant reforzó que «las tecnologías de vanguardia habían permitido, por un lado, el desarrollo de vacunas covid-19 a un ritmo sin precedentes, pero por otro lado, vemos una desigualdad espantosa en el acceso a estas mismas vacunas». La ejecutiva instó a la comunidad internacional a tomar nota de que, si bien todos en el mundo se ven afectados por el cambio tecnológico, no todos los países y grupos sociales pueden hacer oír su voz y tener en cuenta sus intereses cuando se decide el curso del cambio tecnológico.

Durant dijo que las dos publicaciones emblemáticas de la UNCTAD publicadas este año, el Informe sobre la Economía Digital y el Informe sobre Tecnología e Innovación, ofrecían mensajes sólidos y basados en pruebas a los responsables de la formulación de políticas sobre cómo elaborar respuestas inclusivas a las cuestiones planteadas por el rápido cambio tecnológico.

Los países en desarrollo no pueden permitirse perderse la revolución tecnológica actual como lo habían hecho en otras en el pasado. El hecho de que no se hubieran captado las olas tecnológicas anteriores había contribuido a las desigualdades existentes entre los países desarrollados y los países en desarrollo.

Relacionadas: Arizona tendrá centro de distribución de alta tecnología