¿Desaceleración en importaciones a EEUU podría aliviar congestión portuaria?

Un reciente informe entregado por Global Port Tracker y que fue publicado el 9 de febrero por la Federación Nacional de Minoristas y Hackett Associates, proyectó que se espera que las importaciones estadounidenses crezcan modestamente durante la primera mitad de 2022.

«No vamos a ver el crecimiento dramático en las importaciones que vimos en esta época el año pasado, pero el hecho de que los volúmenes no estén cayendo es una clara señal de la continua demanda de los consumidores«, dijo a Splash, Jonathan Gold, vicepresidente de la NRF para la Cadena de Suministro y Política Aduanera.

El empresario agregó que «el año pasado estableció un nuevo listón para las importaciones, y las cifras siguen siendo altas a medida que los consumidores continúan gastando a pesar del Covid-19 y la inflación. La desaceleración en el crecimiento de la carga será bienvenida a medida que la cadena de suministro continúe tratando de adaptarse a estos volúmenes elevados».

Por su parte, Ben Hackett, fundador de Hackett Associates, aseveró también a Splash que «con el cierre de fábricas del Año Nuevo Lunar en Asia este mes y la consiguiente caída en la producción de exportación, las terminales norteamericanas tendrán la oportunidad de reducir la congestión existente«.

De hecho, el número de barcos que esperan atracar en los puertos de Los Ángeles y Long Beach ha caído, por primera vez desde noviembre, por debajo de 80, desde un máximo de hace un mes de 109, estos según comentó el Marine Exchange of Southern California. Los puertos esperan reducir aún más ese número, gracias a la desaceleración temporal de los buques que llegan de Asia.

Sin embargo, señala Hackett, «las copias de seguridad no se pueden borrar rápidamente mientras las terminales continúen enfrentando una falta de espacio provocada por la incapacidad de la cadena de suministro para transferir eficientemente la carga de las terminales a sus destinos finales«.

Finalmente se dijo que la escasez de equipos, disponibilidad de trabajadores y espacio de almacenamiento en los centros de distribución y almacenes de todo Estados Unidos sigue siendo problemática, al igual que la exportación de contenedores vacíos a Asia.

Relacionada: Congestión portuaria duplica precios de fletes aéreos