EEUU evita huelga ferroviaria pero aún queda mucha vía que transitar…

Las compañías ferroviarias de carga de los Estados Unidos (EE.UU.) deben enfocarse en eliminar la acumulación de contenedores en los puertos y en las terminales de trenes del interior ahora que han llegado a un acuerdo laboral tentativo que evitó el inicio de una huelga de unos 125.000 trabajadores, dijo Gene Seroka, CEO del Puerto de Los Ángeles.

Hay alrededor de 28.000 contenedores en espera de ser recogidos por los trenes en el puerto más grande de EE.UU., un aumento de seis veces desde febrero, y las terminales ferroviarias en ciudades como Chicago, Kansas City, Missouri y Dallas están atascadas, dijo Seroka según informa Bloomberg.

«En condiciones normales, ese número debería ser cero. Todavía hay mucho más trabajo para todos nosotros con el anuncio de hoy del acuerdo tentativo, ahora todos pueden volver a concentrarse en el trabajo sobre el terreno», dijo a los periodistas en un sesión informativa virtual el jueves.

“Sacar esos contenedores de importación y llevarlos a la economía nacional es clave para mejorar el flujo ferroviario en los puertos estadounidenses”. Casi el 60% de las unidades para recogida han estado esperando en los muelles durante nueve días o más, dijo.

Después de casi tres años de negociaciones, los sindicatos y los ferrocarriles de carga de EE.UU. llegaron a un acuerdo tentativo el jueves por la mañana. Los sindicatos aún deben ratificar el acuerdo, pero marca una victoria significativa para el presidente Joe Biden y los funcionarios del gabinete, quienes estuvieron profundamente involucrados en las negociaciones maratónicas. El acuerdo se alcanzó luego de 20 horas consecutivas de conversaciones.

Con una gran participación de la administración, incluido un llamado del presidente Biden instando a todas las partes a evitar el impacto de un cierre en la población y la industria estadounidenses, logró un acuerdo entre las compañías ferroviarias y los dos últimos sindicatos que había rechazado los aumentos salariales recomendados por la Junta Presidencial de Emergencia, insistiendo en cambios en las reglas de trabajo también informa The Loadstar.

Estos acuerdos aún deben ser ratificados por los sindicatos tras la votación de sus afiliados, pero excluyen la posibilidad de una huelga hasta el 29 de septiembre, lo que llevó a los ferrocarriles a cancelar las medidas que habían implementado en preparación para un cierre el viernes pasado en caso de un huelga que habría paralizado la red ferroviaria estadounidense.

Los grupos de interés empresarial, que habían pedido al Congreso que interviniera en caso de huelga, expresaron su alivio. La Federación Nacional de Minoristas señaló que una huelga «desafiaría aún más los presupuestos de los consumidores y pondría en riesgo la capacidad de recuperación de las empresas». El CEO Matthew Shay agradeció a la administración por su intervención y afirmó que su organización estaba «aliviada y cautelosamente optimista».

La precaución puede estar bien justificada. Los miembros de los dos últimos sindicatos en la mesa de negociaciones, la Hermandad de Ingenieros de Locomotoras y Treneros (BLET) y la Asociación Internacional de Trabajadores de Transporte, Ferrocarril y Aire de Chapa Metálica (SMART-TD), aún no han votado sobre el acuerdo. Sus representantes habían insistido en incluir condiciones de trabajo en el nuevo acuerdo, punto que los transportistas se habían negado a aceptar.

Los sindicatos se habían quejado del exceso de horas de trabajo como resultado de los recortes masivos de personal que provocaron la eliminación de cerca del 30% de los empleos ferroviarios en los últimos seis años, y de la falta de provisiones para licencias por enfermedad y visitas al médico.

En la ronda final de negociaciones, los ferrocarriles acordaron algunas disposiciones para la licencia por enfermedad. El texto final del acuerdo aún no se ha publicado, pero los detalles revelados hasta ahora no han impresionado a los trabajadores ferroviarios, según algunos informes.

Incluso si los miembros de los sindicatos SMART-TD y BLET ratifican el acuerdo, no está claro cómo reaccionarán los miembros de otros sindicatos que aceptaron los aumentos salariales sugeridos por la Junta Presidencial de Emergencia sin cambios en las reglas de trabajo. Con toda probabilidad, algunos de los sindicatos encontrarán que sus acuerdos son rechazados por sus afiliados, obligándolos a renegociar.

La Hermandad de Señalizadores Ferroviarios ya votó el 12 de septiembre para no presentar el acuerdo tentativo que su liderazgo había firmado a los miembros para su ratificación. Miembros de la Asociación Internacional de Maquinistas y Trabajadores Aeroespaciales han rechazado el acuerdo que presentó su dirección, forzando otra ronda de negociaciones.

A la luz de los acuerdos alcanzados por SMART-TD y BLET, es de esperar que los sindicatos que no han ratificado sus acuerdos rechacen aquellos a favor de una nueva ronda de negociaciones que incluirá condiciones laborales.

Relacionadas: Tarifas ferroviarias China-Europa se muestran a la baja