EE.UU iniciará operaciones 24/7 en principales puertos del país

Una cantidad de entre 30 y 35 buques se contabilizan en la zona cada día.

La Casa Blanca, liderada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, decidió que las grandes cadenas de distribución y los principales puertos del país deberán comprometerse a trabajar los siete días para agilizar el reparto de mercancías, esto en vísperas de la temporada comercial más intensa del año.

Miles de contenedores acumulados durante semanas en los puertos son la imagen palpable de los cuellos de botella en las cadenas de suministro que amenazan con frenar la rampante recuperación económica de Estados Unidos tras la pandemia. El cierre de fábricas por la emergencia sanitaria, las rutas marítimas bloqueadas y la escasez de mano de obra se han combinado en una tormenta perfecta.

A lo anterior se debe sumar el déficit de elementos como los semiconductores, que interrumpe la producción en sectores clave como la automoción. Pero no sólo escasean los microchips, también los pañales o el aluminio necesario para los precintos individuales de muchos medicamentos. Por todo ello, y porque el cortocircuito resulta ya más que evidente para el consumidor, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha anunciado una batería de medidas de choque, entre ellas el funcionamiento ininterrumpido, las 24 horas del día, del puerto de Los Ángeles (California).

Algunas de las principales empresas del país, como las grandes distribuidoras UPS, FedEx y Walmart, se han comprometido también a ampliar sus horarios hasta las 24 horas al día los siete de la semana para recortar el retraso acumulado en la distribución de bienes y mercancías y salvar así otro bache, el de las horas punta. Otras tres grandes cadenas pueden sumarse en breve.

Según publica El País, en los últimos meses, corporaciones de gran calibre como Costco, Home Depot y Walmart han llegado al extremo de fletar sus propios barcos para trasladar carga desde el océano Pacífico hasta Estados Unidos . El retraso acumulado en la descarga y distribución de mercancías es de 11 días de media, aunque algunos puertos registran un mayor colapso.

“La decisión del puerto de Los Ángeles es el primer paso hacia un sistema operativo de transporte permanente”, es decir, 24 horas al día los siete de la semana, ha declarado Biden tras reunirse con los responsables de las instalaciones portuarias y del sector. El presidente también confirmó la completa disponibilidad de la cadena Walmart para trabajar a destajo.

El mandatario aseveró que “si las compañías no aumentan el ritmo, las llamaremos al orden y les pediremos que actúen. También debe incentivarse la producción local, en Estados Unidos, no queremos tener que depender enteramente de un país o una compañía en particular cuando estos no comparten nuestros estándares laborales o ambientales”, enfatizó.

Biden se ha pronunciado sobre los acuciantes problemas que enmarañan la actividad de puertos, fábricas y rutas de envío, también terrestres, que la han llevado a la parálisis en algunos casos, como demuestran los miles de contenedores acumulados desde hace varias semanas en el importante puerto de Savannah (Georgia) y el de Nueva York.

El funcionamiento continuo del puerto de Los Ángeles se sumará al anexo de Long Beach, que ya opera a destajo. Entre ambos han tenido una lista de espera de hasta 60 barcos para atracar.

Relacionada: Maersk advierte que congestión y caos logístico continuarán