Ecuador y China acuerdan reestructuración de deuda

Ecuador llegó a un acuerdo para reestructurar su deuda con los bancos chinos, así lo dijo el gobierno en un comunicado oficial de prensa. Acuerdo proporciona un alivio de la deuda por unos US$ 1.400 millones hasta 2025. El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció en febrero que buscaba reestructurar la deuda del país y mejorar las condiciones de los contratos de venta de petróleo a largo plazo con Beijing.

Tal como especifica Reuters, China se ha convertido en la última década en el principal socio financiero de Ecuador. Se alcanzaron acuerdos tanto con el China Development Bank como con el Export-Import Bank of China (Eximbank) para préstamos por US$ 1.400 millones y US$ 1.800 millones respectivamente, extendiendo el vencimiento de los préstamos y reduciendo la amortización.

«Como resultado de estos acuerdos, los vencimientos se extienden hasta 2027 para el Banco de Desarrollo de China y hasta 2032 para el Eximbank, lo que permite el alivio del flujo de efectivo para respaldar las prioridades del gobierno«, dijo el equipo de prensa del presidente en el comunicado.

Ecuador también logró reducir ciertas tasas de interés aplicables y suspender todas las amortizaciones con China Eximbank por un período de gracia de seis meses, dijo el gobierno. Los préstamos fueron pactados durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, mientras que varios estaban vinculados a contratos de venta de petróleo a largo plazo con empresas chinas.

Los acuerdos también implican liberar ciertas cantidades de exportaciones a la petrolera china CNPC en virtud de contratos respaldados por petróleo, lo que permite a Ecuador vender una cantidad no especificada de petróleo a precios de mercado, se lee en el comunicado.

La energética estatal Petroecuador llegó a un acuerdo con Petrochina la semana pasada sobre una serie de entregas de crudo. Desde que asumió el cargo en mayo pasado, Lasso ha recurrido a organismos multilaterales en busca de financiamiento para reactivar la economía de Ecuador, golpeada por la pandemia del coronavirus, y renegoció un contrato de crédito de $6.500 millones con el Fondo Monetario Internacional, que finaliza este año.

Relacionada: Crecen remesas de Perú a Ecuador