Una debilitada economía mundial en alerta ante crisis de China y Taiwán

China y Taiwán se encuentran en tensión máxima / REUTERS.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aterrizó este martes en Taiwán, a pesar de que China amenazó con represalias si visitaba la isla. «La visita de nuestra delegación a Taiwán honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia” taiwanesa”, escribió en su cuenta de Twitter.

«El principio de ‘una sola China’ es un consenso de la comunidad internacional» y la «base política de las relaciones de China con otros países», aseguraron desde China. El principio, por el cual Taiwán quedaría bajo soberanía de Pekín, es una «línea roja» para el gigante asiático, según informó DW.

Desde china aseguran que se está «desafiando la soberanía de China en el caso de Taiwán», algo que «nunca será aceptado por el pueblo chino y la comunidad internacional».

El propio presidente chino, Xi Jinping, pidió a su homólogo estadounidense, Joe Biden, «no jugar con fuego» en la conversación telefónica que mantuvieron la semana pasada.

Alerta mundial

La alerta es total por el temor mayor… una guerra que deje un alto costo de vidas y la posibilidad del uso de armas nucleares. China sobrevuela la zona y Estados Unidos envió un portaviones nuclear.

Aquello no es una exageración y más aún en un escenario en el que Rusia y Ucrania se enfrentan por la invasión de Putin y aún padecemos las consecuencias del Covid-19.

El descalabro económico en el caso de un conflicto o de una situación de tensión permanente es gravísima, considerando que Estados Unidos se encuentra en una recesión técnica; el mundo está en un proceso inflacionario no visto en años y los problemas de la cadena de suministro y el atochamiento en varios puertos del mundo aún causa estragos.

El mundo nuevamente está en alerta…