Digitalización, robótica, automatización, los temas analizados en 8° Congreso de Logística Sanitaria

Gracias al buen comportamiento de la logística durante la pandemia de la Covid-19, no se colapsó el hospital. Esa es una de las principales lecciones que se han aprendido respecto al papel de la logística, y los logísticos son los que hicieron el esfuerzo de distribuir todo el material sanitario, con las dificultades que conllevó la distribución de la medicación y el equipamiento de material de protección todos los días.

Durante el VIII Congreso CEL de Logística Sanitaria, se abordaron estos y otros retos, destacando además la ardua labor de aprovisionamiento, la transformación digital y la redistribución de la farmacia del hospital. Antonio Zapatero, viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, subrayó la importancia de la transformación digital, la Industria 4.0, la digitalización y la robótica, porque la tecnología está actuando como acelerador del cambio y ha jugado un gran papel.

Por su parte, Ana Herranz Alonso, jefa de sección Farmacia Hospitalaria del Hospital Gregorio Marañón, habló sobre la transformación de la logística farmacéutica del hospital, donde lo que más se mueven son residuos, lencería o comida, que es más inestable incluso que los medicamentos, porque no debe llegar fría.

En cuanto a la digitalización aseguró que “se realiza desde 1998 y somos pioneros en la validación de pacientes”. Además, mostró los carruseles horizontales y verticales que utilizan en la farmacia para la preparación de pedidos y medicamentos de menor tamaño. “Es un sistema flexible y sencillo de utilizar por la enfermería, a pesar de que se manejan más de 3.710 referencias y casi 2,5 millones de dispensaciones. El 80 por 100 de los procesos está automatizado.

En cuanto a los pacientes externos, Ana Herranz explicó que el servicio está muy robotizado: «Las cajas los robots las manejan muy bien y además para la medicación a domicilio, muchos pacientes prefieren los puntos de autorrecogida para recoger los medicamentos”.

Con todo, hubo quienes cuestionaron la decisión de mantener los stocks estratégicos para siempre. En su opinión, no es factible tener un segundo o tercer almacén. Ante la falta de aprovisionamiento, dijeron que no existe capacidad de producir y la solución es comprar productos de KM cero, aunque si se tiene una fábrica, no se necesita.

Relacionada: España: Empresas se unen para liderar logística farmacéutica