Reducir el desperdicio de alimentos, un desafío para las cadenas de supermercados

La mayoría de los supermercados se centran en donar desperdicios de alimentos en lugar de prevenirlo.

Estudios recientes, dan cuenta que en Estados Unidos el 30% y el 40% de los alimentos producidos en el país están destrozados. Eso es suficiente para llenar un estadio universitario de 90.000 asientos todos los días.

Es por esto, que varios de los supermercados más grandes del mundo están trabajando con sus proveedores para prevenir el desperdicio antes de que los alimentos lleguen a los estantes. Aunque el desperdicio de alimentos ocurre en todas las etapas de la cadena de suministro, las tiendas de comestibles podrían desempeñar un papel enorme y positivo porque a menudo actúan como el guardián entre aquellos que cultivan la comida y quienes la consumen.

Grocery Dive, publicó al respecto que «al mirar hacia arriba para reducir el desperdicio de alimentos de comestibles, la iniciativa «10x20x30» tiene como objetivo que sus 10 minoristas y proveedores de alimentos participantes reduzcan significativamente su pérdida y desperdicio de alimentos para 2030. Cerca de 200 proveedores han firmado este esfuerzo, que no sólo ayudará al medioambiente, sino que también aumentará la eficiencia, reducirá los costos y aumentará la resiliencia en la cadena de suministro».

Agrega que: «Entre esos minoristas se encuentran Kroger y Walmart, así como Ahold Delhaize, Ikea Food, Tesco y Sodexo. Los proveedores rastrearán y publicarán inventarios de desperdicios de alimentos y tomarán medidas para reducir sus residuos«.

Esta estrategia podría sentar las bases de compromisos reales para luchar contra el desperdicio de alimentos, especialmente para las empresas que han hecho poco para abordar el problema.

Por ejemplo, Costco, Publix y Trader Joe’s obtuvieron cada uno una «D» en el análisis de la industria del Centro para la Diversidad Biológica en 2019, que clasificó los compromisos de reducción de residuos de alimentos, transparencia y prevención de residuos.

Contrario a lo anterior, están los 10 supermercados más grandes de Estados Unidos. Kroger, Walmart y Ahold Delhaize USA, los cuales firmaron el nuevo compromiso de 10x20x30 y se han comprometido públicamente a cero desperdicio de alimentos para 2025. Pero la mayoría de los supermercados estadounidenses ni siquiera están rastreando y reportando públicamente su volumen total de alimentos desperdiciados.

«La eliminación del desperdicio de alimentos en el sector de los comestibles es un paso crucial hacia la mitigación de los impactos insostenibles de nuestro sistema alimentario en el agua, el aire, el clima y la vida silvestre. Tenemos un verdadero problema con nuestro sistema alimentario cuando aproximadamente un tercio de los alimentos producidos se desperdician, mientras que 13,7 millones de hogares estadounidenses estaban inseguros en los alimentos el año pasado«, comentaron desde el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

La mayoría de los supermercados se centran en donar desperdicios de alimentos en lugar de prevenirlo, pero donar desperdicios de alimentos no aborda los daños ambientales que el sistema alimentario industrial causa desproporcionadamente a los trabajadores de primera línea y a las comunidades a través de la proximidad a pesticidas tóxicos y la contaminación.

La iniciativa 10x20x30 es un paso positivo en la dirección correcta. Pero si vamos a hacer reducciones significativas al desperdicio de alimentos y alimentar al planeta, todas las cadenas de supermercados más grandes de Estados Unidos necesitan adoptar un modelo similar.

Fuente: Jennifer Molidor – Centro para la Diversidad Biológica.

Relacionada: Cómo la certificación empresarial ASCM impacta los resultados de tu cadena de suministro