Desafíos en la nueva realidad de las cadenas de suministro

En Costa Rica, Panamá y Honduras el interés por los servicios de E-Commerce repuntó en enero de 2021.

Los desafíos que las empresas enfrentan en esta nueva realidad de negocios ha tenido un cambio radicar motivado por el impacto de la pandemia y las nuevas tendencias tecnológicas.

En efecto, disminuir los tiempos de entrega de los productos vendidos por canales digitales y mantener diferentes opciones de abastecimiento y distribución para afrontar escenarios de restricciones comerciales, son sólo algunas de ellas.

En Centroamérica, las empresas debieron ajustarse con rapidez a las exigencias que derivaron de la crisis sanitaria provocada por el brote de covid19, pues las restricciones a la movilización de los consumidores y a las ventas presenciales fueron una constante.

En este contexto de cambio de hábitos, en el que el E-Commerce ganó terreno en los mercados de la región, las cadenas de suministro se pusieron a prueba y las empresas se vieron obligadas a aprender sobre la marcha.

Investigaciones de Central América Data precisan que en Costa Rica, Panamá y Honduras el interés por los servicios de E-Commerce repuntó en 2021 y en El Salvador y Guatemala, el número de búsquedas en Internet asociadas al tema no ha reportado variaciones significativas en los últimos meses.

Diego Barreto, especialista en estrategia de operaciones, dijo a Sintec.com que «con el crecimiento de los canales digitales, la capacidad de regresar los artículos de forma sencilla para el cliente se vuelve más importante para fomentar la confianza en estas transacciones. Otros negocios pueden generar ahorros y minimizar su impacto ambiental al recuperar empaques y materias primas para circularlas en su producción».

Barreto agrega: «Los clientes de la era digital quieren recibir sus productos rápidamente sin pagar demasiado por el envío hasta su domicilio. Para cumplir con esta demanda, algunos negocios como Pedidos Ya han establecido Dark Stores, donde pueden atender los pedidos de sus clientes de manera más eficiente».

En una región como la centroamericana, es normal que a causa de conflictos sociales o políticos, se impida las operaciones del transporte de carga terrestre. Para estos escenarios de incertidumbre, Barreto recomienda mantener diferentes opciones de abastecimiento y de distribución, donde mayormente locales se vuelven cruciales para poder reaccionar ante cualquier cambio en el entorno.

Por último, el uso de herramientas digitales e inteligentes, como la optimización de inventarios con analítica predictiva, se vuelven más importantes para poder tomar decisiones rápidas e informadas ante los cambios en las condiciones de demanda.

Relacionada: Consumidores aprueban el E-Commerce, pero dudan de su sostenibilidad