¿Cuáles son las características de un puerto inteligente?

La congestión se ha extendido al puerto de Oakland, después de que los transportistas desviaron algunos servicios a la bahía de San Francisco.

Constantemente se habla del desarrollo de la tecnología… de puertos inteligentes y lo que es la nueva era de la cadena de suministro digital. La implementación de diversas actividades portuarias por medio de la digitalización ha permitido el desarrollo de la automatización y por ende una mayor visibilidad y eficiencia de la cadena de suministro.

Existen grandes iniciativas para alcanzar ese sueño y particularmente a través del desarrollo del blockchain y otras plataformas de automatización de puertos que se están introduciendo actualmente en Singapur y Rotterdam, específicamente.

Casi a diario leemos sobre la revolución digital; la visibilidad y la transparencia de la cadena de suministro por medio de IoT y datos. Parece haber un esfuerzo de colaboración constante ya que que la nueva cadena de suministro mundial no se basa en el conocimiento sino en los datos. Cuantos más datos se reciben, se permite el desarrollo de algoritmos que conducen a una automatización más eficiente y, finalmente, a la IA. No es casualidad que esta búsqueda de puntos de datos haya visto la aparición de consorcios digitales de envío, como Global Shipping Business Network (GSBN) y TradeLens.

A medida que estos consorcios luchan por una plataforma de envío digital integrada, las tensiones entre los principales actores también han crecido. Han surgido grandes brechas a medida que aprendemos que no hay estándares comunes entre las líneas de envío en términos de herramientas básicas de planificación. Por ejemplo, hay varias definiciones diferentes de cuándo un barco ha arribado a puerto, impulsado en cierta medida por KPI medibles. Algunos determinan que un barco ha llegado a puerto una vez que ingresa al área de la autoridad portuaria determinada mientras que otros lo miden solo cuando el barco está en el muelle. ¿Cómo hablar de ‘puertos inteligentes’ con tales discrepancias en los estándares de medición?

Este debate y desarrollo ignora en gran medida el cambio significativo de lo que es la cadena de suministro y la gestión logística. Este cambio está siendo impulsado por el lanzamiento de la Iniciativa Belt Road de China. Como recordatorio, el BRI no es solo una estrategia de conectividad de infraestructura. Es un medio por el cual China está restaurando la antigua Ruta de la Seda que incluye la integración de rutas de transporte y logística marítimas y terrestres. Es decir en esta carretera marítima convergen la infraestructura portuaria y una combinación coordinada de rutas de transporte marítimo / portuario / terrestre.

Esta convergencia de modos de transporte ha puesto de manifiesto la gran debilidad en las iniciativas digitales hacia la tecnología de puertos inteligentes. En primera instancia, gran parte de la automatización portuaria / desarrollo digital marítimo, se está llevando a cabo dentro del contexto de una instalación de transbordo. El BRI introduce un mayor enfoque en los puertos de entrada… en la conexión del puerto con los centros de transporte terrestre / puerto seco, así como a los mercados finales. 

A su vez estos puertos de entrada, han impulsado los cambios en el envío, teniendo en cuenta que los buques portacontenedores más grandes no ofrecen ventajas económicas competitivas asociadas con el envío ‘puerto a puerto’. Aquello, teniendo en cuenta que los mercados avanzan hacia consideraciones de primera y última milla donde otros costos tienen un profundo efecto en el costo final del producto.

Esta estructura habla de una falta de conectividad junto con una infraestructura deficiente que desafiará el desarrollo de puertos inteligentes, así como del comercio y la logística. Las conexión de redes portuarias y terminales con centros continentales beneficiará los servicio de los principales centros económicos y de distribución en todo el Medio Oriente, Asia Central y Europa del Este. Aumentará la demanda de logística especializada; de almacenamiento en frío; almacenes personalizados y servicios de transporte a pedido.

Mientras que el mundo del envío se centró en el desarrollo de blockchain, China introdujo el elemento de coordinación del BRI, comúnmente conocido como Digital Silk Road (DSR). El concepto se introdujo en marzo de 2015 y se reforzó en el discurso de Xi Jinping en el foro BRI en 2019.

Desde su inicio, el DSR se ha extendido más allá de simplemente implementar el cable de fibra óptica y ahora equipos de red, tecnología y software de facilitación junto a los que es la red 5G. En cierto sentido, Huawei y ZTE Equipment son los nuevos líderes en el desarrollo de plataformas comerciales de comercio electrónico. Estos desarrollos son facilitados por el sistema de seguimiento alternativo de China, entre ellos BeiDou, que ha mejorado el BRI en una cadena de suministro multimodal; multidimensional y como parte de un ecosistema logístico.

¿Qué significa esto para los proveedores de servicios de logística y cadena de suministro?. La respuesta es una base tecnológica integrada.  El puerto inteligente del futuro que requiera entablar comercio con China necesitará de una base tecnológica integrada sin interrupciones y que permita el movimiento expedito de los productos… es decir de los contenedores del buque al puerto y a lo que es el transporte terrestre. La idea es reducir el costo total de la cadena de suministro a través de la utilización óptima de los activos, reducir los costos de inventario a través de una gestión eficiente de la carga y la visibilidad de toda la cadena de valor desde la fabricación hasta el usuario final.

Los modelos e iniciativas actuales no abordan esto. Se puede argumentar que el desarrollo de silos de TI independientes está llevando a una mayor congestión dentro de los puertos. El sector marítimo necesita protegerse de la geopolítica de la DSR y centrarse en cómo posicionarse dentro del nuevo marco.  La integración creará el puerto inteligente del futuro.

Columna de Andree Wheeler publicada en Splash247. Andree Wheeler es CEO de Asia Pacific Connex con más de 20 años de experiencia en negocios internacionales, con una red diversa en los Estados Unidos, Asia, Sudeste Asiático, África y el Reino Unido. Con un título de B. Science (Hons) y un MBA, actualmente está trabajando para obtener su Doctorado sobre el impacto de la iniciativa China One Belt One Road. Andre tiene experiencia en petróleo / gas, construcción, servicios marinos y minería.

*Las opiniones son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de MasContainer.