Cuáles serán las próximas claves de la logística portuaria

No importa su finalidad, pueden ser deportivos, para cruceros y vacacionistas o comerciales para facilitar el flujo de mercancías (contenedores, pesca, etcétera). Esa es la logística que sucede en los puertos marítimos. El problema es que los negocios no siempre conocen bien cómo funcionan estos sitios: carga y descarga de mercancía, inspecciones, tasas o tarifas. Eso sí, no deja de ser un aspecto clave de la logística.

Según publica LD Logistica Dinámica, los puertos son más que sitios de ingreso y egreso de productos en contenedores. Ofrecen los bienes que todos necesitamos (o buscamos) para mejorar nuestra calidad de vida: gadgets digitales, automóviles, juguetes, alimentos y bebidas, etcétera.

Eso sí, la mercancía requiere un manejo adecuado para que pueda disfrutarse: producción, y empaque, por parte de sus compañías creadoras; así como distribución, pago de tarifas y verificaciones en los puertos que deben trasladarlas. Como se ve, la logística portuaria es un elemento tan crucial como cualquier otro en la cadena de suministro. Si no conoces su funcionamiento, los productos podrían sufrir consecuencias que afectarían tu rentabilidad y el valor de tu marca.

Guía de transporte marítimo

Expertos elaboraron una pequeña guía de transporte marítimo, para que se reconozcan los puntos más importantes de la logística portuaria.

Atención

Un buen embarcador de mercancía (o shipper, en inglés), debe realizar las siguientes tareas:

1. Inspeccionar los contenedores (antes de guardar la mercancía): Para verificar que no existen orificios en las paredes y cubiertas. Facilidad de cierre y apertura de la carga. Eliminar información o etiquetas de cargas anteriores. Corroborar la limpieza del contenedor. Por ejemplo, retirar cualquier elemento que pudiese dañar la carga (clavos, tornillos, óxido, etcétera).

2. Al mismo tiempo, el shipper debería organizar la mercancía: Acomodo, manejo inspecciones (en caso de bienes perecederos), transporte y carga. Tiene que determinar cuál es el equipo necesario para trasladar y proteger la mercancía, garantizando su disponibilidad en el trayecto.

3. Establecer a un agente responsable del cuidado del contenedor, durante su viaje y también garantizar la revisión de la mercancía (al momento de desembarcar), para garantizar el cumplimiento con sus clientes.

Inspección

La seguridad y el buen tratamiento de la mercancía es una preocupación clave para cualquier negocio. Pero eso no sólo implica revisar los bienes, sino protegerlos con los certificados de exportación correspondientes.

Por ejemplo, Bureau Veritas y la Sociedad General de Vigilancia son organismos que se encargan de verificar mercancías en comercio internacional. Para garantizar su trabajo, ambas anexan una certificación de calidad, que se anexa a la documentación que todo destinatario debe recibir.

Obligaciones

Como proveedor, el exportador tiene que cumplir ciertas responsabilidades que aseguren el buen manejo y cuidado de la mercancía que transporta. Hay dos que son elementales:

1. El diseño y la disposición del embalaje.

2. Proporcionar datos veraces y completos sobre la carga.

Medio ambiente

Las instalaciones del puerto (y sus embarcaciones) deben estar diseñadas para impedir la emisión de partículas o elementos que pudiesen dañar al medio ambiente. Así también necesitan tomar medidas para evitar el ingreso de aves (como palomas o gaviotas) en sus instalaciones.

Tanto el excremento de las aves como el polvo son elementos muy nocivos para la salud de los clientes y empleados. Por eso, un buen puerto debería realizar mantenimiento preventivo y correctivo sobre los sistemas de extracción de polvo, y la limpieza de sus instalaciones, para promover la higiene de sus instalaciones.

Relacionada: Guacolda Vargas de Puerto Talcahuano: «La industria logística portuaria de Chile tiene una baja participación femenina respecto a otros sectores»