¿Cuál puede ser el ahora y el mañana del retail?

A dos años del comienzo de la pandemia, los cambios han sido disruptivos y significativos para el retail. Los consumidores, ya sea desde sus casas o de forma presencial, están exigiendo procesos de compra más simples, combinando disponibilidad, conveniencia y rapidez en la entrega.

Por ello surge el concepto Phygital, el cual condensa la realidad digital con la física como un nuevo tipo de experiencia de compra, adaptándose a la exigente necesidad actual. De esta forma, se unifican e interconectan ambos mundos, pues cada vez dependen más uno del otro.

Cristián Figueroa, Head of LatAm Retail & CPG de SAS, explicó a Revista Gerencia que “los consumidores desean tener el poder de decisión sobre qué canales utilizar para sus atenciones. Phygital implica una interacción rápida entre los diversos canales, mientras se fomenta la inmediatez y cercanía en el ciclo de compra del consumidor”.

En la transición hacia esta nueva tendencia, es clave comprender que no se trata sólo de agregar tecnología a los puntos de venta, sino también de combinar de forma óptima el entorno online y offline, ofreciendo una experiencia completa y satisfactoria al cliente.

Si en los entornos digitales destaca la inmediatez, inmersión y rapidez; en lo presencial se fomenta la interacción entre vendedor y cliente, siendo un punto de contacto y atención clave en la fidelización. Para ambas instancias, existen tecnologías capaces de complementar la labor. Una de ellas son los códigos QR, capaces de simplificar el pago, redirigir a sitios webs, agregar información o simplemente ofrecer ofertas y promociones exclusivas para los consumidores.

Según Figueroa, “las empresas del retail están invirtiendo cada vez más en sus canales online. Tecnologías como la realidad aumentada están permitiendo previsualizar cómo quedaría un mueble en una casa o cómo luciría una prenda con determinado color”. Asimismo, el Internet de las Cosas (IoT) está permitiendo transformar la vida cotidiana de las personas ya que conecta los dispositivos de la casa a internet, convirtiéndolos en inteligentes.

Respecto al uso de esta tecnología, Figueroa señaló: “Para atenciones personalizadas y únicas, el IoT permitirá recolectar datos de los usuarios, mientras genera nuevos modelos de atención y contacto lo que resulta en experiencias satisfactorias y fidelizadoras”.

Relacionada: Cómo se beneficia el retail con la iluminación inteligente