Crowdshipping, la innovadora herramienta para última milla

Tanto se había insinuado hace varios años producto de las transformaciones en los hábitos de consumo, que ahora es una realidad. Es el reto que supone para cada empresa el hacer frente a la última milla o entrega a domicilio, dado que las compras en comercios electrónicos se han masificado como nunca consecuencia de la pandemia, y que todo el mundo quiere recibir sus artículos cuanto antes.

En este contexto en el que urgen respuestas es que ha aparecido en escena la que podríamos considerar la última solución sostenible de la logística de última milla, el Crowdshipping, un concepto que intenta reunir cada aspecto de la demanda actual del mercado, en términos de velocidad como de reducción de la huella de carbono y eficiencia, evidentemente.

El Crowdshipping se basa entonces en la colaboración colectiva de las personas que utilizan diferentes plataformas, y que pueden formar parte de una cadena de compartimento de bienes y servicios, aprovechando las ventajas de mensajerías modernas, aprovechando los desplazamientos de particulares y/o emprendedores para sumar paquetes a su recorrido.

De esta manera, quien está ansioso aguardando por el arribo de su compra se pone en manos de un tercero que igualmente iba a realizar ese trayecto, y que será el “guardián” del objeto en cuestión, prescindiendo de quien se dedica exclusivamente al transporte y la logística, o más bien complementándose con él, siempre que cumpla una serie de requisitos específicos.

Entre las condiciones que deben darse para que se establezca la solución de última milla vía plataformas “uberizadas”, como se las llama, se pueden citar algunas como el disponer de un medio de transporte adecuado, siendo en la mayoría de los casos bicicletas o motocicletas, además de conservar perfectamente el paquete hasta que se produce la entrega.

En resumen, se trata de un concepto al que tendremos que prestarle atención y estar atento a su desarrollo, considerando que podría ser determinante para la logística de última milla en los próximos años; una que podría aportar múltiples beneficios a aquellos que opten por ella, agilizando un sector que aún se pregunta cómo afrontará el futuro.

Relacionada: Sector automotriz apuesta por mejorar vehículos para última milla