COVID-19: Las crisis y solicitudes de rescate de las aerolíneas del mundo

La rápida propagación del coronavirus a nivel mundial ha ocasionado que diversos sectores, como políticos, sociales y económicos se vean afectados. Con respecto a este último, la pandemia ha hecho que gran parte de las economías mundiales sufran perjuicios, con mercados a la baja y con consecuencias que aún son difíciles de calcular.

«Es la crisis más grande de la historia de la aviación civil», han asegurado diversos actores de la industria, según reprodujo emol medio que hizo un análisis de lo que ha ocurrido con las principales aerolíneas del mundo.

Según cálculos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), las compañías aéreas van a necesitar una ayuda de emergencia de al menos US$200.000 millones. Según la IATA, esta ayuda puede traducirse en «un apoyo financiero directo» a las compañías de transporte de pasajeros y de mercancías para compensar su carencia de ingresos, pero también podría consistir en préstamos y garantías por parte de los gobiernos y bancos centrales o exoneración de impuestos y tasas, señaló el organismo a través de un comunicado.

Noticias relacionadas: Demanda de carga aérea bajó un 3,3% en enero 2020 dice IATA

«Frenar la propagación de la covid-19 es la prioridad absoluta de los gobiernos», afirmó el director general de la IATA, Alexandre de Juniac, en el comunicado. «Pero deben darse cuenta que la emergencia de la salud pública se convirtió en una catástrofe para las economías y para la aviación». «La crisis que atraviesa el sector es mucho más grave y más amplia que después de (los atentados del) 11 de septiembre, la epidemia de SARS (en 2002-2003) o la crisis financiera mundial de 2008″, advirtió Alexandre de Juniac.

Lufthansa

La mayor aerolínea operadora de toda Europa señaló, a través de su responsable ejecutivo, Carsten Spohr, que eliminará el 95% de la capacidad, reduciendo los vuelos a un nivel nunca desde 1955.

Esto va a significar que la aerolínea va a va a dejar en tierra temporalmente 700 de los 763 aviones del grupo. «El coronavirus ha puesto a toda la economía mundial y a toda nuestra compañía en un estado de emergencia sin precedentes», señaló Spohr. Además, agregó que «nadie puede prever las consecuencias. Tenemos que contrarrestar esta situación extraordinaria con medidas drásticas y a veces dolorosas». «Cuanto más dure esta crisis, más probabilidad hay de que el futuro de la aviación no pueda garantizarse sin ayuda estatal», afirmó Spohr, luego de que las nuevas reservas en Lufthansa para la semana hasta el 15 de marzo cayeran casi un 70%.

La decisión de Delta

El responsable de Delta, Ed Bastian, señaló al personal de la compañía que los ingresos de este mes caerán en casi US$2.000 millones respecto al año anterior, y se proyecta que abril será aún peor. Por otro lado, alrededor de 10.000 trabajadores de Delta han solicitado un permiso voluntario y 5.000 asistentes de vuelo han aceptado la jubilación anticipada.

Noticias relacionadas: Reducción del tráfico global y pérdidas por US$29.3 mil millones estima la IATA por COVID-19

«Tomar decisiones rápidas ahora para reducir las pérdidas y preservar el efectivo nos proporcionará los recursos para recuperarnos al otro lado de esta crisis», sostuvo Bastian en un comunicado publicado por la aerolínea.

El caso de Qantas Airways

La compañía más grande de Australia cesó a la mayor parte de su fuerza laboral de 30.000 trabajadores. La empresa y la unidad de bajo costo Jetstar suspenderán los servicios en el extranjero desde finales de marzo hasta al menos finales de mayo, señaló la compañía, con un recorte de las operaciones nacionales del 60%.

El máximo ejecutivo de la aerolínea, Alan Joyce, afirmó a los empleados que la demanda se había evaporado. «No tenemos trabajo para la mayoría de nuestra gente. Tenemos que tomar decisiones difíciles para garantizar el futuro de la aerolínea nacional», señaló Joyce.

La situación de Air France-KLM

En un comunicado, la compañía aérea señaló que como consecuencia del coronavirus y las precauciones que se deben tomar, disminuirá su actividad entre un 70% y un 90% en los próximos dos meses.

Este cambio dejará en tierra toda la flota de aviones Airbus A380, de gran capacidad, y KLM hará lo mismo con todos sus Boeing 747 a causa de las restricciones para los desplazamientos y la reducción de la demanda generada por la pandemia.

Aeroméxico

El Grupo Aeroméxico, que opera la mayor aerolínea de ese país, anunció que suspendió sus vuelos a varios destinos de América, Asia y Europa derivado del cierre de fronteras y restricciones en algunas naciones por la propagación del coronavirus.

Noticias relacionadas: LATAM Airlines y su crisis más profunda de la historia por el COVID-19

En un comunicado, el holding explicó que si bien seguirá viajando a ciudades de Europa y Estados Unidos decidió reducir la frecuencia de sus vuelos. El ajuste en las operaciones también afectó a sus rutas domésticas.

Aerolíneas chilenas

En el caso de Chile, la situación de las aerolíneas no es muy distinta a las de Europa o el resto del mundo. Esto, debido a que hace unos días atrás, el actual vicepresidente comercial de Latam, Roberto Alvo, señaló que «la envergadura e imprevisibilidad de esta crisis hacen difícil anticipar resultados. Es por esto que vamos a requerir del apoyo de los gobiernos para salir adelante de la mayor crisis de la historia para los sectores del turismo y la aviación civil».

Tras esto, Latam decidió disminuir en un 90% los vuelos internacionales y un 40% los que se realizan dentro del territorio chileno. Esto se traduce en dejar a 200 aviones de la compañía en tierra sin realizar viajes. Además, la aerolínea pidió a sus trabajadores bajarse un 50% su sueldo, luego que las acciones de la aerolínea cayeran un 44%.

Por su parte, Sky hizo un reajuste del presupuesto para este año y disminuyó de manera temporal los sueldos de los altos ejecutivos de la compañía. A través de un comunicado señalaron que «cancelan el 100% de los vuelos internacionales entre el 21 de marzo y el 31 de marzo inclusive; en tanto, la operación doméstica en Chile se suspenderá en un 50% entre el 20 y 31 de este mes».

Ayudas de Gobiernos

El Gobierno neozelandés anunció este viernes que dará hasta unos US$515 millones en ayudas a Air New Zealand debido a la crisis generada por el Covid-19. El paquete, que contempla un acuerdo de financiación de su deuda a través de facilidades en sus préstamos por 24 meses, busca asegurar que la aerolínea siga operando en las rutas esenciales y siga brindando servicios.

«Sin esta intervención, Nueva Zelanda correría el riesgo de no tener una aerolínea nacional», dijo en un comunicado el ministro de Finanzas, Grant Robertson, al recordar que el gobierno tiene una participación del 52% en la aerolínea.

Mientras que el Gobierno noruego anunció un acuerdo con la oposición para ofrecer garantías de crédito a las aerolíneas por 6.000 millones de coronas (unos US$544 millones), la mitad para la aerolínea Norwegian (OL:NWC), aunque con condiciones especiales para esta por su mala situación económica previa.tras contrapartes comerciales.