Congestión y escasez de contenedores continúa en todo el mundo

Los problemas de la demanda asimétrica continúan afectando al sector mundial del transporte de contenedores, con una serie de acontecimientos durante la semana pasada que ilustran el problema de la congestión dentro de la logística marítima en la actualidad informó Transport Intelligence.

Congestión y escasez de contenedores continúa en todo el mundo
Congestión y escasez de contenedores continúa en todo el mundo

Uno de los movimientos de más alto perfil ha sido una investigación iniciada el 20 de noviembre por la Comisión Federal Marítima de EE.UU. con respecto a las «políticas y prácticas de esas compañías navieras relacionadas con la detención y demora, devolución de contenedores y disponibilidad de contenedores para las cargas de exportación de EE.UU.”.

Los exportadores agrícolas estadounidenses en los estados del medio oeste se quejan de que no pueden obtener contenedores, ya que las líneas navieras los están sacando de los EE.UU. lo más rápido posible, devolviéndolos en gran parte a China para recoger más envíos. Esto significa que no hay contenedores para los más alejados de los puertos y, por lo tanto, una incapacidad de los productores agrícolas para exportar.

Los informes de la India sugieren que esto está agravando el problema de los viajes en blanco, ya que las compañías navieras no pueden encontrar los contenedores para llenar los buques. En Bangladesh, esto está causando problemas políticos, ya que los exportadores de textiles y prendas de vestir protestan por el impacto en sus negocios.

La causa de algunos de estos problemas son las continuas medidas relacionadas con Covid-19. Por ejemplo, el puerto de Xingang casi paralizó las operaciones de contenedores reefer, ya que las autoridades aduaneras inspeccionan los cargamentos de alimentos para detectar infecciones. Esto amplifica la escasez de refrigerados. En Reino Unido, el puerto de Felixstowe está obstruido por miles de contenedores que contienen PPE en demora, lo que agrava nuevamente la congestión causada por la alta demanda de importaciones.

Relacionadas: La escasez de contenedores agita el comercio mundial

Sin embargo, la fuente más grande del problema parece residir en la continua demanda asimétrica en todo el Pacífico. Los puertos de la costa oeste de EE.UU. están experimentando aumentos porcentuales de dos dígitos en las importaciones, especialmente de China, y la demanda ahora llega a los puertos de la costa este, que ahora también están experimentando grandes saltos en el tráfico.

La realidad económica subyacente es que EE.UU. es el motor de la demanda de la economía mundial en la actualidad y el resultado es una aglomeración de contenedores en las rutas de envío hacia América del Norte.

«En China, el desequilibrio de contenedores es en realidad una escasez de contenedores. Todos los cargadores y puertos se enfrentan a una escasez de contenedores, pero los puertos más afectados son Shenzhen, Xiamen, Shanghai y Ningbo. La escasez es un factor principal en el aumento de las tarifas de flete marítimo», opina el operador logístico Agility, destacando varios puntos, como:

  • El reinicio de la fabricación en China siguió a la caída de principios de primavera en el transporte marítimo mundial que dejó a millones de contenedores varados o fuera de posición en los países que importan desde Asia.
  • La disponibilidad de contenedores se ha visto afectada aún más por la creciente demanda debido a la proximidad de la temporada navideña, la demanda continua de Equipo de Protección Personal (EPP), una reducción en la capacidad de transporte aéreo global, cambios en los flujos comerciales de ecommerce y la demanda anticipada de contenedores reefer para la logística de vacunas.
  • La actual lucha por los contenedores ha contribuido a un aumento en las tarifas oceánicas, particularmente a lo largo de las rutas transpacíficas. En algunos casos, las navieras no han podido cumplir con las reservas debido a la escasez de contenedores en Asia.
  • Los fabricantes dicen que ya no pueden cumplir con los pedidos de nuevos contenedores, a pesar de que el precio de una nuevo contenedor de 40 pies ha subido de US$1.600 a US$2.500 durante el año pasado.

Relacionadas: Navieras acusadas de abuso al «utilizar la pandemia para aumentar ganancias»