Congestión mundial: ¿Es real el miedo a un caos para la temporada alta?

Más de la mitad de los transportistas, comerciantes y cargadores consultados por xChange Industry Pulse Survey, estudio de la firma Container xChange, afirman que esperan un “descontrol” de cara a la próxima temporada alta, apreciación que coincide con los últimos levantamientos realizados por otros proveedores sobre este temor.

El problema es serio si se considera que la situación mundial es caótica aunque nuestro mercado,  Latinoamérica, ha sorteado relativamente bien los embates . «Con las congestiones portuarias el daño más directo se  ha notado en los costos logísticos y que luego pasan a los consumidores», indicó el CEO de Datasur, Pablo Morales. 

Pero ¿es tanto el temor de los expertos a lo que se prevé podría ser un caos en el mundo de los contenedores? La investigación de mercado, que cita ContainerNews, desvela que en la comparación respecto del pasado 2021, mayormente los operadores consideran que se avecinan tiempos delicados para las mercancías que se mueven utilizando contendores, lo que podría complicar el aprovisionamiento, ya de cara a los próximos meses.

Uno de los principales inconvenientes con el que se topan estas empresas es la estrategia de China de cero Covid, que ha hecho que se genere un retraso internacional en la carga y la demanda de productos, ahora insatisfecha.

Amanda Mallia, responsable de ventas y compras de Oceanbox Containers Ltd., grafica la situación del siguiente modo: “nos resulta difícil prever a dónde debemos enviar nuestros contenedores y si obtendremos algún beneficio”.

Con el gigante asiático actualmente en confinamiento, lo que ha congestionado el tráfico de contenedores que deberían usar sus puertos, “predecir lo que ocurrirá en la temporada alta de este año es más difícil de lo normal porque hay muchos signos contradictorios e intangibles” para Christian Roeloffs, de la misma Container xChange.

Probablemente, para saber qué tan grave será la situación habrá que esperar por las medidas que tome China. Existen dudas acerca de si las autoridades locales seguirán adelante con su plan de cero Covid o si, en cambio, priorizan impulsar nuevamente el comercio internacional, incluso a costa de relajar ligeramente la prevención.