¿Cómo funcionará la logística de contenedores en 2050?

¿Cómo sería una cadena de suministro sofisticada impulsada por datos y análisis en el segmento de contenedores?  A juicio  Guillermo Portela CEO de SILVERSEA Containers, se trata de un tema de alta importancia considerando la situación logística mundial. Lo cierto es que la cadena logística se ha visto asfixiada por las consecuencias del Covid-19 y la cuarentena que ha afectado a importantes puertos mundiales, especialmente en China son temas que a futuro igualmente pueden repetirse .

Tomando en cuenta las consideraciones iniciales Jan-Olaf Probst, director comercial de portacontenedores en DNV, compartió un posible futuro de un mercado completamente digitalizado y descarbonizado, así como todo lo que se necesitará para llegar allí.

Imaginemos que una tarde de 2050, una joven abre la puerta de su casa. Un par de minutos antes, recibió una alerta de que su pedido reciente estaba a punto de llegar. Ella sale y observa cómo se detiene un vehículo de reparto eléctrico autónomo. Utiliza el lector de huellas dactilares para confirmar la recepción de su paquete y vuelve a entrar.

La digitalización cambia la futura infraestructura de suministro

Mirando en detalle, son los pasos antes de que llegue el paquete los que realmente muestran cómo ha cambiado la industria desde hoy. El paquete fue descargado de un contenedor en el puerto local esa mañana. El barco en el que llegó navegó 100 millas náuticas desde un pueblo costero donde la compra en línea de la mujer provocó una orden de producción en la planta de fabricación local. Allí se creó el producto, se empaquetó en una caja y se cargó en un contenedor en un puerto cercano. El viaje del producto desde la fabricación hasta la entrega en su casa se registra en un registro digital, además de los materiales que se usaron en su construcción.

Para 2050, los puertos de entrada y salida se han vuelto más como aeropuertos en la sofisticación y velocidad con la que anticipan, preparan, manejan y despachan contenedores. La clave es cómo las cajas de contenedores, en gran parte ‘estúpidas’ en 2022, se vuelven ‘inteligentes’ mediante la adición de microchips, sensores y transmisores.

Cómo los contenedores se convierten en una parte inteligente de la cadena logística

Incluso después de muchas décadas de progreso en el desarrollo de estándares, experiencia y tecnologías digitales para contenedores, hoy en día todavía se consideran simplemente como carga. Pero también estamos empezando a ver cómo las tecnologías digitales permitirán un cambio filosófico.

En 2050, la caja ahora es un cliente, una parte inteligente e interconectada de un sistema logístico integrado, con contenedores, barcos, camiones y trenes que se comunican entre sí a través de tecnologías habilitadoras como sensores digitales, análisis de datos, aprendizaje automático e inteligencia artificial.

En esta visión de 2050, la caja les dice a los actores a lo largo de la cadena logística qué contiene, si la carga es peligrosa, de dónde viene y adónde va, y si necesitará volver a empacar en el puerto de llegada porque hay múltiples clientes para su carga. contenido. El modelado por computadora utilizará la información de ubicación del buque para programar con precisión las operaciones portuarias. El barco llega exactamente a tiempo, la descarga y la carga comienzan diez minutos más tarde, y el barco sale dentro de un período de tiempo muy ajustado.

La reducción de los tiempos de espera en los puertos debe ser una realidad

Reducir los tiempos de espera en los puertos será una parte importante de la descarbonización de las operaciones de portacontenedores, aumentando la disponibilidad de los buques, permitiendo aún más las medidas de eficiencia energética, como la navegación lenta, y optimizando el rendimiento del puerto. Debemos hacer de esta visión una realidad. Se pronostica que el transporte en contenedores crecerá un 80% para 2050, lo que significa que la eficiencia del transporte debe mejorar significativamente en términos de descarbonización y economía empresarial.

Es muy posible que cuando la joven reciba su paquete en 2050, el empaque se vincule a un registro digital para confirmar que el producto es cero carbono en toda su cadena de valor, desde la materia prima hasta la puerta. Los elementos del transporte están libres de emisiones porque, a mediados de siglo, el transporte marítimo ya se ha descarbonizado de acuerdo con los objetivos de reducción de emisiones cada vez más estrictos acordados en la Organización Marítima Internacional (OMI).

Opciones de combustible alternativo que facilitan las entregas sin emisiones de carbono

El trabajo de clasificación y asesoramiento de DNV y el seguimiento de las tendencias del mercado muestran que las líneas de portacontenedores ya están solicitando buques cuyas bajas emisiones operativas ya los pondrán por delante de las ambiciones iniciales de reducción de gases de efecto invernadero de la OMI hoy.

Para el transporte marítimo de altura, donde los motores de combustión son el tipo más adecuado, nuestra investigación, como el Pronóstico Marítimo para 2050, indica que el metanol y el amoníaco sintéticos son opciones factibles para los grandes portacontenedores. El GNL sintético será un combustible de transición importante en las próximas décadas, pero es posible que su eliminación ya haya comenzado para 2050. Los buques más pequeños han tendido más hacia las celdas de combustible o la batería eléctrica cuando sea posible.

Todavía habrá grandes portacontenedores (24.000 TEU, 15.000 TEU y algunos de 10.000 TEU) en las rutas comerciales de larga distancia de Asia-Pacífico, India, Europa, EE. UU., África y América del Sur. La era de las categorías Small Feeder, Feeder, Feedermax, Panamax, Post Panamax, New Panamax y Ultra Large Container Vessel no terminará pronto.

Crecerá el mercado de los portacontenedores pequeños

Sin embargo, esperamos ver un aumento en los buques más pequeños de 1.000 TEU a 4.000 TEU. Basándose en las lecciones de los proyectos piloto de hoy, como el concepto ReVolt de DNV, estos buques totalmente automatizados y de cero emisiones permiten la distribución ‘puerta a puerta’ de carga de alimentación y producida localmente desde rutas de larga distancia.

Hacer un mayor uso de embarcaciones más pequeñas eliminará la carga de las carreteras, un objetivo de muchas áreas urbanas que buscan reducir la congestión del tráfico y la contaminación del aire, pero también requerirá más puertos a lo largo de las costas. Las ciudades ubicadas frente al mar tendrán ventajas estratégicas a medida que el tráfico de contenedores se desplace más hacia el mar.

La calidad de datos mejorada y los análisis sofisticados facilitan el aumento de la eficiencia

En resumen, más datos y de mejor calidad, y análisis cada vez más sofisticados, brindarán a los propietarios y operadores de portacontenedores conocimientos más ricos, precisos y oportunos. Esto les permitirá maximizar la eficiencia operativa y la rentabilidad, programar la inspección, la reparación y el mantenimiento, reducir las emisiones, planificar el reemplazo o reacondicionamiento de embarcaciones y optimizar su elección de tamaño de embarcación, combustibles, sistemas de combustible, convertidores y diseño.

Los eventos de los últimos años han agregado ímpetu al interés de los formuladores de políticas en la localización de las cadenas de producción y suministro. Si bien 2050 parece un horizonte lejano, las implicaciones de la caja contenedora inteligente desafían tanto a la industria marítima como más allá a adoptar un pensamiento a largo plazo sobre infraestructura, incentivos y colaboración para permitir y maximizar los beneficios económicos, ambientales y sociales potenciales de una visión futura donde la caja es el cliente.

Relacionadas: ¿Qué tipos de contenedores refrigerados existen?