¿Cómo es el proyecto para el transporte subterráneo de mercancías?

Tras recibir el visto bueno del Parlamento suizo a finales de 2021, con la consiguiente activación de la financiación para el proyecto, está previsto que el 1 de agosto pueda comenzar oficialmente la planificación de ‘Cargo sous Terrain’ (CST), para el transporte subterráneo de mercancías.

La tecnología utilizada incluye vehículos de transporte automatizados y sin conductor que pueden recoger y depositar cargas automáticamente en las rampas y ascensores, desplazándose durante las 24 horas por los túneles habilitados a una velocidad de 30 km/h.

Las mercancías se transportan en palets o contenedores especialmente adaptados, pudiendo enviarse de este modo incluso productos frescos y refrigerados. Además, se prevé habilitar un raíl aéreo para un transporte más rápido de los paquetes de menor tamaño.

Actualmente, se están ultimando los preparativos para comenzar a trabajar en la primera sección de la línea, que estaría operativa en 2031, con la intención de crear toda una red para 2045. De momento, se han sentado las bases para la implementación de la red en la parte este y oeste de Suiza, y se han dado los primeros pasos en Zúrich.

El objetivo es obtener los permisos necesarios en todos los cantones situados a lo largo de la primera sección del túnel y está previsto que para finales de año, esté estructurado el plan para que pueda instalarse el sistema en los de Aargau, Solothurn y Zúrich.

Según los estudios realizados, este proyecto permitirá reducir el tráfico en las carreteras y mejorar la gestión logística de los flujos de mercancía en zonas clave, con los consiguientes beneficios medioambientales y la mejora de la calidad del aire y la salud pública.

CST está investigando cuáles serían las ubicaciones más adecuadas para establecer los hubs que se extenderán a lo largo de la primera sección, para lo que se están revisando las conexiones de transporte y realizando estudios geológicos.

En paralelo, se ha firmado un memorando de entendimiento con el Aeropuerto de Zúrich, que quedará conectado con el tramo inicial de la línea. CST proporcionará el túnel y los ‘feeders’ verticales, mientras que el aeropuerto se ocupará de la construcción del edificio que albergará la terminal logística.

Relacionada: Tendencias y desafíos que enfrenta el transporte de mercancías