¿Cómo es el nuevo método de reparto online para refrigerados y congelados?

La cooperativa del sector de la distribución, Consum, acaba de presentar un nuevo método de reparto online para refrigerados y congelados, el cual se encuentra basado en el uso de una especie de cubetas de la firma Adiapack, las que pueden mantener el frío por inercia térmica, lo que supone el ahorro de costes para la conservación de los productos.

A través de un comunicado de prensa, los responsables de la cadena han confirmado esta novedad que podría cambiar ya definitivamente la forma en la que se transportan esta clase de artículos, aprovechando las paredes de esos contenedores para aislar aeroespacialmente los elementos en el interior, pre-enfriando y cerrando la caja a una temperatura controlada.

Según han explicado los desarrolladores de esta solución, la misma es capaz de preservar el frío por unas diez horas, por lo que puede ser considerado “un sistema pionero en el sector de la distribución”, dotando a este procedimiento básico de una temperatura precisa, que no se modifica a lo largo del viaje, asegurando el perfecto estado del producto.

En un contexto en el que a pesar de los altos costes la logística del frío sigue creciendo, este mecanismo de trazabilidad más afinado permite conocer, en tiempo real y cada cinco minutos aproximadamente, cuáles son las condiciones que tienen el alimento en el contenedor, para que el cliente sepa que no ha estado expuesto a variaciones térmicas.

Por lo demás, el nuevo método de reparto online para refrigerados y congelados de Consum está disponible en el 100% de las tiendas que preparan medidos en línea, medio centenar, incluyendo también aquellas que tienen servicios a domicilio. Igualmente, se prevé que ésta es apenas una primera fase, y que la red se extenderá a lo largo de los siguientes meses.

Reparto en función del código postal

Esta nueva modalidad pretende reducir al máximo el exceso de desplazamientos de los mensajeros, realizando todos los repartos dentro de una misma zona fijada por el Código Postal, sin tener que desplazarse constantemente con el vehículo.

Además, los envíos realizados como dirección código postal en el último kilómetro se verán incrementados para el trabajador en 10 céntimos respecto al precio fijado por convenio, cuando se lleven a cabo con vehículos no contaminantes, que dispongan de etiqueta Cero o, en su caso, Eco.

El objetivo es promover la adquisición de este tipo de vehículos, para que los repartos se realicen de la manera más sostenible posible, tanto con vehículos de cuatro ruedas como en otras modalidades, pues con la creación de Zonas de Bajas Emisiones, cada vez se fijarán criterios más exigentes de acceso a las ciudades.

Relacionada: Última Milla: Robots autónomos de reparto son una realidad