Comercio minorista refleja importante aumento en transformación digital

Con el desarrollo del comercio electrónico, las empresas han comenzado a implementar soluciones inteligentes para hacer más eficiente su operación y generar una buena experiencia de compra no solo en las tiendas en línea, sino también en las físicas. De acuerdo con cifras de Panduit, durante 2022 las solicitudes de soluciones tecnológicas para el comercio minorista enfocadas a los espacios físicos registraron un aumento del 30% con respecto a 2021 y se espera que para durante los siguientes 2 años continúe con un rendimiento constante del 30 por ciento.

Según el fabricante de soluciones en infraestructura, durante 2022 en México el comercio electrónico minorista tuvo un crecimiento del 20% con respecto a 2021, lo que señala una tendencia en el sector retail a generar procesos automatizados más eficientes, rápidos y sencillos para sus clientes de tiendas en línea, además de propiciar el uso de plataformas web para la realización de pedidos a domicilio.

Sin embargo, con la reactivación de las actividades presenciales las empresas de comercio minorista, comenzaron a invertir en soluciones tecnológicas enfocadas a sus espacios físicos que les permitieran implementar estrategias de venta omnicanal y ofrecer una experiencia única a sus clientes, además de garantizar que se cumplan las medidas sanitarias.

“La pandemia obligó a muchos consumidores a utilizar el comercio electrónico de manera frecuente, lo cual generó la falsa idea de que ahora las personas sólo comprarían a través de escaparates en línea, pero la realidad es que la gente pretende seguir asistiendo a las tiendas físicas, en este contexto surge la necesidad de incorporar soluciones tecnológicas que brinden una experiencia única en la tienda física y que permitan a los almacenes conectar con sus clientes de manera adecuada”, asegura Erick Carmona, ingeniero técnico en sistemas de Panduit.

De acuerdo con Carmona, el 53% de los consumidores asegura que lo primero que les llama la atención es la imagen de la tienda, el 57% quiere recibir promociones a través de sus dispositivos móviles mientras se encuentran en el lugar, pero buscan que estas promociones sean personalizadas.

Para poder satisfacer estas necesidades y aportar valor a la experiencia de compra el Internet de las cosas y el análisis de datos es primordial, pero para acceder a ese nivel es necesario contar con la infraestructura de conectividad adecuada. “En este momento la infraestructura física de conectividad es fundamental«.

Añade Erick Carmona que, «esta debe ser robusta y confiable, ya que todos los dispositivos convergen en la misma red, existe una alta transferencia de datos que requieren ser almacenados y procesados en tiempo real no sólo para brindar experiencias personalizadas de compra, sino también para las transacciones bancarias. Además, comienzan a incorporarse aplicaciones de inteligencia artificial para el análisis de datos y sistemas automatizados para optimizar los procesos”.

La pandemia ha enseñado que es necesario contar con una infraestructura robusta que permita hacer frente a cualquier evento inusual que se presente en el futuro. Con ello, se espera que el sector minorista mejore la experiencia del cliente, la forma de trabajo de los colaboradores y permita el regreso seguro a espacios de compra, activando la economía del sector.

Relacionado: EE. UU: aumenta carga ferroviaria e importaciones minoristas