Colombia invierte US$ 875 millones en 11 proyectos de energía solar

El gobierno de Colombia adjudicó 11 nuevos proyectos de generación de energía solar a gran escala que requerirán inversiones por 3,3 billones de pesos (US$ 875 millones) y entrarán en funcionamiento a comienzos de 2023, como parte del proceso de transición energética del país, informó el correspondiente ministerio de ese país.

Con la adjudicación a nueve empresas en una subasta, el país sudamericano de 50 millones de habitantes «asignó a los ganadores obligaciones por 796,3 megavatios», dijo el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa. Agregando que «con esta cifra podemos cumplirle a Colombia«

Mesa aseveró que «ya multiplicamos por más de 100 veces la capacidad instalada de energía renovables no convencionales que encontramos», aseguró el funcionario gubernamental en una declaración, al revelar que «en 2023 el país llegará a un 15% de generación de energía renovables no convencionales desde menos de un 1% en 2018«.

Los proyectos adjudicados en nueve departamentos generarán 4.700 empleos y representarán una reducción de 465.000 toneladas de CO2 al año, aportando al cumplimiento de la meta de Colombia para reducir en un 51% las emisiones del país anualmente en 2030.

La subasta, que adjudicó contratos a 15 años, permitió la entrada al país sudamericano de nuevas empresas entre las que se destacan EDF de Francia, TW Solar del Reino Unido, Canadian Solar de Canadá, así como las españolas Solarpack y Energen, precisó Mesa.

El Gobierno del presidente Iván Duque promueve proyectos de energías renovables no convencionales como la solar y la eólica, para que Colombia tenga una matriz eléctrica más resiliente y que permita avanzar en la lucha contra el cambio climático. Adicionalmente, lanzará proyectos para desarrollar la producción y el uso de hidrógeno como fuente de energía limpia a largo plazo.

La matriz de generación eléctrica del país sudamericano es una de las más limpias del mundo, con una capacidad instalada de 17.349,6 Mega-Watt (MW), de los cuales un 68,3% proviene de hidroeléctricas y un 30,7% de térmicas.

Relacionada: Chile y Colombia refuerzan vínculos y acuerdos comerciales