Coca-Cola refresca su cadena logística y pasa de contenedores a graneleros

Coca-Cola piensa fuera de la caja (o del contenedor) según sus propias palabras y ha decidido tomar cartas en el asunto empezando a embarcar su carga en buques graneleros dado los altos grados de congestión en los puertos de contenedores a nivel global y el aumento de las tarifas de fletes, aumento de los costos de demurrage y detention (D&D) y la disminución de días libres por parte de las navieras.

Alan Smith, director de adquisiciones de Coca-Cola, con sede en Irlanda del Sur, dijo en una publicación de Linkedin que la compañía había fletado tres buques graneleros, el Weco Lucilia C de 35.000 DWT (deadweight), el Aphrodite M que tiene una capacidad de 34.400 DWT y el Zhe Hai 505 de 35.100 DWT para mantener sus suministros y trasladarían más de 60.000 toneladas de carga.

«Cuando no se pueden conseguir contenedores o espacio debido a la actual crisis del transporte marítimo, entonces tuvimos que pensar fuera de la caja (o el contenedor)», escribió Smith, y agregó que el volumen total de carga era equivalente a 2.800 TEU que «tradicionalmente se habría enviado con las líneas navieras».

Con las tarifas actuales, es decir a unos US$20.000 / FEU, son unos US$28 millones de ingresos que el envío de contenedores no obtendrá, y si los barcos se dirigieran a puertos a granel, significa que Coca-Cola no enfrentará el mismo nivel de demoras en el manejo de contenedores.

El director de adquisiciones de logística global del gigante de las bebidas, también señaló que el número de camiones necesarios para mover la carga era aproximadamente el mismo y que la coordinación en ambos extremos era fundamental, dados los altos cargos de D&D.

“Para estos [envíos], nos dirigimos a algunos puertos no congestionados, por lo que esperamos una descarga sin problemas. Pero hay que tener mucho cuidado al fletar, ya que el D&D por día es mega. Una buena coordinación es vital tanto en la planificación como en las operaciones para la carga y descarga”, dijo.

“El primero de muchos que esperamos en los próximos meses y un excelente ejemplo de excelente colaboración entre nuestros equipos de adquisiciones, nuestros socios de la cadena de suministro y nuestros suministros”, dijo la publicación de Smith.

Coca-Cola no ha tomado la misma estrategia de marcas como Costco o IKEA, quienes están arrendando o fletando sus propios buques portacontenedores, pero de todas formas ejemplifica como las empresas están tomando medidas para evitar a las líneas navieras y todos los problemas que conlleva en la actualidad.

Relacionadas: Coca-Cola está preparada para enfrentar impacto de variante Delta