Cobre sufre fuerte baja por alza de tasas y preocupación por la demanda

La valorización de los envíos en el mayor productor mundial del metal rojo escaló un 70% interanual a US$ 4.967 millones en el quinto mes.

Los precios del cobre caían el viernes a su nivel más bajo en casi dos meses debido a la fortaleza del dólar y al temor de que la demanda de metales se vea afectada por la recesión tras nuevas subidas de las tasas de interés. A las 1000 GMT, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) perdía un 3,2%, a US$ 7.430 la tonelada, tocando su mínimo desde el 25 de julio.

«Las perspectivas macroeconómicas están afectando mucho a los metales industriales. La principal preocupación es que los bancos centrales permitan que la economía entre en recesión en un intento por controlar la inflación», dijo a Reuters, Ole Hansen, jefe de estrategia de materias primas de Saxo Bank en Copenhague.

Ahora que el cobre ha caído por debajo de los US$ 7.475 la tonelada, los operadores se fijarán en el mínimo de 20 meses de US$ 6.955 tocado el 15 de julio, añadió. Otros activos de riesgo se veían arrastrados por la carrera de ventas, en un momento en que las bolsas tocaban mínimos de dos años después de que los inversores se dieron cuenta de que las agresivas subidas de tasas en Estados Unidos continuarán probablemente más tiempo del previsto.

El índice dólar alcanzaba su nivel más alto en dos décadas, encareciendo las materias primas tasadas en el billete verde a los compradores que utilizan otras divisas. En otros metales básicos, el aluminio en la LME perdía un 1,9%, a US$ 2.186 la tonelada; el zinc bajaba un 2%, a US$ 3.045; el plomo cedía un 0,9%, a US$ 1.835; el níquel restaba un 3,6%, a US$ 23.675; y el estaño caía un 2,7%, a US$ 21.070.

Chile, Colombia y Perú, analizan unificar sus bolsas de valores

ColombiaPerú y Chile buscan unir sus bolsas de valores en una iniciativa integradora para que en los tres países sus mercados se vuelvan más competitivos. “Es una integración societaria corporativa, donde una única empresa pasa a ser dueña de las bolsas de Colombia, Perú y Chile. El proceso debería terminar a final de año principios del otro” sostiene José Antonio Martínez, gerente general de la Bolsa de Comercio de Santiago.

Según expone El Espectador, para el líder gremial el principio básico es que la suma de los tres es más que tres y porque se produce un efecto virtuoso cuando hay más instrumentos de cada una de las bolsas.

“Suma los inversionistas al menos de estos tres países, hay más intermediarios, más competencia de servicios y en el mercado comienza a haber un efecto virtuoso en la liquidez. Cuando tiene esa liquidez otros actores del mercado, otros emisores, quieren venir a colocar sus instrumentos y eso es lo que queremos construir”.

Relacionada: Chile impulsa plan que fomenta inversión ante debilidad económica