Clementina Villalba: «Existe un desafío de inversión en tecnologías emergentes»

Las soluciones tecnológicas han resultado fundamentales para mantener en funcionamiento la industria logística, las cadenas de suministros y el transporte de bienes, sean estos terrestres, marítimos o aéreos. Resulta evidente que nada ha sido igual desde que estalló la pandemia del Covid-19 en el mundo.

Con miles de empresas deteniendo operaciones, restricciones, confinamientos de consumidores y bajas sustanciales en los niveles de facturación, la necesidad de reinventarse fue clave para mantenerse competitivos. A todo eso, se debe sumar la congestión portuaria y el caos logístico que acarrearon las interrupciones en las cadenas de suministros.

Al respecto, Clementina Villalba, Gerente Senior de EY Consulting, tras su exposición «Tecnologías emergentes y sus impactos en la cadena de suministros», efectuada en FILCE 2021, conversó en exclusiva con MasContainer detallando aspectos sobre las soluciones que aplican actualmente las empresas mundiales.

A su juicio ¿Cuál es el momento de la logística y el comercio exterior?

Es complejo. El día a día de las empresas está constituido por sacar las operaciones adelante, más aún después del Covid-19. Por lo mismo, una mirada externa de lo que pasa en otros países ayuda mucho para identificar ideas y formas distintas de hacer las cosas. Las tecnologías emergentes pueden contribuir a esto, para aplicarlas en el corto plazo, para mejorar y ser eficientes. En definitiva, para estar a la vanguardia de lo que está pasando.

¿Dónde y cómo se están aplicando estas nuevas tecnologías?

En varios sectores y áreas. Hay tecnología que contribuyeron enormemente durante esta crisis. Por ejemplo en el área de picking, donde la exigencia operacional se ha visto mejorada dos y hasta tres veces respecto a la prepandemia. Aplicar estas herramientas por ejemplo en el E-Commerce, permite a las empresas a que esto no sea un cuello botella. Seguro hay otros problemas que han surgido, pero asumiéndolas y aplicándolas las hace ser empresas más eficientes y competitivas.

¿Cuál es la realidad en Latinoamérica?

Hemos estado viendo que, particularmente en Latinoamérica, estas tecnologías están siendo incorporadas por las grandes empresas. Amazon en todos sus centros de distribución, Google y Coca Cola, lo mismo. Vemos que es en ese segmento que se incorporan estas tecnologías, también en las compañías medianas influenciadas por las más grandes. Todas ellas filtran sus estrategias hacia las más pequeñas, aunque no se atreven aún a invertir. Ese es un tema pendiente en América Latina.

¿Es posible regresar a lo que era hasta antes de la pandemia?

Bajo ningún punto de vista, no se vuelve a lo que era tradicional antes de la pandemia, eso es categórico. Por ejemplo, el E-Commerce se queda como está, no habrá forma que la genta regrese a lo inicial y será una combinación de lo presencial y lo On Line. Dada esta mixtura, estas tecnologías no son tan futuristas, ya están aquí. Por lo mismo, es necesario tenerlas presentes porque de lo contrario, llegará otro competidor y la llevará por delante.

¿Cuáles son los próximos desafíos en materia tecnológica?

Hay un desafío de inversión que no es menor, pero también viene como objetivo la gestión del cambio. Que las personas adopten y saquen provecho a estas herramientas. Por ejemplo, de nada sirve comprar todo un sistema de automatización si se utiliza al 30% o 40%, no es sólo invertir, también es necesario incorporarlas a máxima capacidad para que funcione.

Relacionada: Tecnología avanzada para hacer eficientes los procesos de distribución