Ciberataques y protección de las operaciones logísticas

Los ciberataques han aumentado a niveles insospechados desde el inicio de la pandemia por el Covid-19 y la industria marítima no ha estado ajena a ellos.  Naval Dome, firma israelí en de seguridad cibernética marítima afirmó que desde el 2020 se han registrado  un aumento del 400% en los ataques dirigidos a la industria. Lamentablemente lo mismo pasa en otras áreas de la logística, incluso con el trabajo a distancia.

A juicio de Alfredo Chaia CEO de Risk Veritas, los operadores logísticos deben estar preparados para hacer frente a los avances tecnológicos. Más aún si se considera que la analítica de datos («Big Data») «desempeñará un papel importante, tanto en la eficiencia operativa como en la previsión de la demanda, así como en las tendencias de creciente robotización», señaló.

En las terminales de contenedores, los sistemas de gestión de carga y descarga y se han convertido en instancias crítica para alcanzar los niveles de eficiencia y escala requeridos para estas operaciones. Sin embargo, ahí también se repiten ejemplos de ciberataques de gran repercusión.

La misión es  seguir buscando la eficiencia de las embarcaciones, incluidas las ganancias derivadas de sistemas de control automático aún más amplios y autónomos. «Lo curioso es que las mismas innovaciones que contribuirán a cambiar la dinámica de los procesos logísticos pueden ayudar a establecer un nuevo nivel de riesgo», indicó el CEO de Risk Veritas.

Uso de tecnología

Los cambios tecnológicos que impactan en la logística también servirán para una mejor gestión de riesgos: A continuación alguno de una serie de herramientas útiles para la gestión del riesgo en las operaciones logísticas.

Internet de las cosas (IoT): optimización de rutas y costos, mejora del mantenimiento, reducción de costos de transporte, monitoreo de cargas (p. ej., cadena de frío), aumento de la seguridad y visibilidad de un extremo a otro.

Logística 4.0: visibilidad del flujo logístico y seguridad, precisión en el análisis de datos, uso de inteligencia y datos generados en la cadena logística para reducir pérdidas y agilizar los procesos administrativos y tributarios. Uso inteligente de datos y mejora de la cadena logística. Conectividad y Smart CD’s + Leadtime = Eficiencia operativa.

Blockchain: Intercambio de registros y bases de datos entre los agentes de un proceso logístico con consistencia y calidad, integridad del proceso, Transacciones más rápidas, Posibilidad de integrar datos de la cadena logística.

Big Data & Analytics: Tratamiento de un gran volumen de datos estructurados y no estructurados, permitiendo el análisis y diagnóstico de procesos y operaciones; además de proporcionar información valiosa para la logística. Control de inventario y sistema de rutas, selección del modal y tipo de carga a transportar.

Análisis predictivo: proyecta resultados futuros a partir de datos históricos. Tipo y seguimiento de cargas, contenedores (fabrica a cliente). Comportamiento del conductor y del vehículo. Reducción de la pérdida de activos; mayor seguridad física. Ajustes previos al envío y asignación de vehículos durante los períodos de estrés logístico; eficiencia de la flota con optimización de los costos de viaje y combustible.

Relacionadas: Riesgos cibernéticos y teletrabajo en tiempos de pandemia