China: Envíos del extranjero cumplirán cuarentena para evitar contagios

Pekín pone en cuarentena paquetes venidos del extranjero por temor al virus, así lo dio a conocer el diario local Global Times, detallando que la curiosa determinación del gobierno será de un período de 48 horas (2 días), en el caso de todos los envíos procedentes desde fuera de sus fronteras.

El Centro de Procesamiento de Correo Aéreo de la capital china procesa cada día 120.000 paquetes venidos del exterior, los cuales, tras dos rondas de desinfección, pasan a una estancia ventilada en la que permanecen durante 24 horas. El proceso completo necesita unas 48 horas, según el periódico Global Times, que también afirma que todos los empleados en contacto con los paquetes deben haber recibido tres dosis de una vacuna contra el Covid, además de llevar mascarilla y guantes.

La capital china amplía así sus requisitos de cuarentena a la logística para protegerse de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno que acogerá a partir del 4 de febrero. Desde marzo de 2020, China se halla cerrada al turismo y sólo viajeros nacionales y algunos extranjeros con permiso de residencia en vigor pueden acceder.

A su llegada, a todos los espera una cuarentena de al menos 14 días, dependiendo de la ciudad en la que aterricen, en un hotel costeado por ellos mismos y designado por las autoridades. Desde el comienzo de la pandemia, China culpó de algunos rebrotes en el país a paquetes procedentes del extranjero, especialmente los congelados, a lo que respondió suspendiendo temporalmente las importaciones de los productos en los que detectó restos de coronavirus.

Según la Organización Mundial de la Salud, no hay pruebas de que el coronavirus se pueda transmitir por la comida y la probabilidad de infectarse por medio de un paquete, congelado o no, es «muy baja». Según las cuentas de la Comisión Nacional de Sanidad de China, desde el inicio de la pandemia se infectaron 98.505 personas en el país, entre las que 92.818 lograron sanar y 4.636 fallecieron.

Rebrotes vs Navidad

El brote de Coronavirus en el sur de China continúa obstruyendo los puertos críticos para el comercio mundial, provocando una acumulación de envíos que podría tardar meses en despejarse y, consecuentemente, la escasez de suministros durante la temporada de compras navideñas de fin de año.

Si bien se han reabierto instalaciones, por ejemplo el puerto Yantian todavía está operando por debajo de su capacidad, lo que crea una gran acumulación de contenedores esperando a salir y una cola de embarcaciones esperando para atracar.

Relacionada: China sugiere almacenaje de productos básicos por crisis de suministros