Chile: Fuerza laboral crece a niveles prepandemia

Chile recuperó la totalidad de los empleos perdidos durante la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), tras registrar 9,16 millones de personas ocupadas, según precisó un estudio difundido este martes del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica de Chile.

La investigación publicada por Agencia Xinhua señaló que, para la primera semana de abril, el número de ocupados proyectados fue de 9,16 millones, lo que significó que el país recuperó los 9,06 millones de personas que estaban ocupadas el mes anterior al inicio de la pandemia, en marzo de 2020, explicó el director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales, David Bravo.

«Tenemos del orden de 100.000 personas más en nuestra encuesta como proyección de ocupados a nivel del país«, destacó el economista. El experto recalcó que durante la pandemia Chile llegó a perder 2,4 millones de puestos de empleos, según el estudio de la Universidad Católica. Subrayó que la tasa de ocupación también se recuperó y anotó 57,2%, al estar sólo a un punto porcentual del 58,2% del nivel anterior a la pandemia.

«Ya llegamos al número absoluto que teníamos antes de la pandemia, pero en realidad todavía nos quedan empleos por recuperar precisamente porque en el camino, en estos dos años, aumentó la población; la tasa de empleo aumentó», explicó Bravo.

Resaltó también que en Chile las mujeres recuperaron su situación anterior a la pandemia antes que los hombres. El estudio se realizó con base a la muestra de hogares previamente empadronados en 2016 y actualizados en 2021, con representatividad a nivel nacional de la población.

En América, los empleadores esperan aumentos en sus expectativas de contratación para el segundo trimestre del año. A su vez, en la comparación con último trimestre del 2021, las perspectivas de empleo se incrementan. Brasil lidera esta tendencia (+40%), seguido por Colombia (+38%)México (+38%) y Canadá (+37%).

Relacionada: Fuerza laboral en logística crece pero a menor ritmo que la economía