CamiónGO refuerza su compromiso con el medioambiente

CamiónGO desde sus inicios hace un par de años hizo un esfuerzo potente por el cuidado del medioambiente. Ha realizado una serie de seminarios sobre el ahorro de combustibles; ha propiciado diversas iniciativas sustententables y es parte del programa Giro Limpio del Ministerio de Transporte de Chile.

Ese mismo espíritu lo ha llevado a diferentes naciones en Latinoamérica. La idea siempre ha sido implementar tecnología de punta en el transporte de carga y la logística, razón por la cual decidieron reforzar el compromiso de siempre por medio de la electromovilidad.

De esa forma, adquirieron un camión eléctrico por medio del cual esperan obtener una serie de datos y trazabilidad que pueden ser importantes de analizar tanto para CamiónGO como para cada una de las empresas que son parte de la red. Esta iniciativa apoyada por CETLOG, busca conseguir  reportes en cuanto a los efectos de las emisiones de gases contaminantes para después analizarlos y sacar conclusiones.

Según indicó el CEO de CamiónGO, Rodrigo Valdés, el propósito es poner este camión eléctrico a disposición del ecosistema  y facilitarlo a una empresa y transportista, quienes son parte de la red CamiónGO.

Gran experiencia

De esa forma todos los entes que integran esta cadena, es decir transportistas, empresas y diversas entidades obtendrán una serie de aprendizajes y experiencias que a futuro se podrían compartir para así contribuir al desarrollo del transporte de carga sustentable.

“Estamos felices de sumar el primer equipo eléctrico a la red. Como siempre esperamos abrir constantemente espacios de aprendizaje y uso de la tecnología. Es una motivante experiencia piloto en la que nuevamente reforzamos nuestro firme propósito con el cuidado del medioambiente y el uso de energías limpias, todo sumado a lo que ha sido nuestra propuesta de valor constante, es decir conectar al transporte de carga por medio de la tecnología sin perder tiempo ni recursos, pero siempre cuidando nuestro planeta», apuntó Rodrigo Valdés.