Cajas de refrigerado: ventajas que supone para el transporte de carga

El transporte de alimentos demanda el cumplimiento de ciertos lineamientos en lo que al cuidado del estado, calidad y conservación de los productos se refiere, haciendo necesario que los vehículos estén dotados de condiciones puntuales.

Prologar la cadena de frio y preservar la calidad de los productos, son dos de los parámetros que quedan suplidas con el uso del correcto sistema de refrigerado, siendo las cajas refrigeradas una de las opciones más utilizadas debido a la simplicidad que ofrecen para lograr la preservación del contenido.

Las cajas refrigeradas para el transporte de productos representan la solución más práctica y económica en lo que a logística de frío se refiere; variedad de tamaños disponibles, posibilidad de manipular con carretilla elevadora, inclusión de ruedas y capacidad de apilar, son algunas de sus ventajas.

Calidad y seguridad garantizada

El transporte refrigerado de alimentos forma parte de los puntos clave del proceso de producción; del correcto traslado, depende en gran medida el nivel de calidad y seguridad de cada producto, entendiéndose la necesidad de mantener la temperatura adecuada a lo largo de la cadena hasta llegar al consumidor.

El uso de cajas refrigeradas no solo garantiza el buen estado del contenido transportado, sino que alagar su tiempo de vida; maximizar la existencia de los productos sin comprometer la calidad se traducen en beneficios para el productor y consumidor.

Mientras el primero minimiza el riesgo de pérdida al poder trasladar su mercancía sin preocupaciones –incluso en distancias considerables– alargando su vida útil, el segundo disfruta de productos que mantienen sus propiedades.

Máxima preservación de alimentos delicados

La posibilidad de graduar la temperatura en función del contenido hace de las cajas de refrigerado la opción más sencilla de transportar cualquier clase de alimentos.

Pese a que funcionan muy bien para alimentos de elevada respiración, estas cajas son especialmente utilizadas en el traslado de carnes, pescados y mariscos, alimentos que demandan transporte en condiciones especiales debido a su vulnerabilidad al desarrollo de microorganismos y bacterias capaces de volverlos insalubres en corto tiempo.

Proporcionando temperaturas de hasta -60ºC, las cajas de refrigeración flexibilizan el periodo de tránsito elevándolo sustancialmente al eliminar el factor de riesgo en rangos de tiempo que oscilan entre uno a dos meses.

Posibilidad de llevar productos a lugares remotos

Ayudando significativamente al mantenimiento de los productos en un estado intacto, el uso de estos equipos representa fuente de vida al posibilitar llevar sustancias vitales a lugares remotos de aquellos que deben transportarse de forma refrigerada sin importar el costo.

Además de alimentos, las cajas refrigeradas permiten el traslado de plasma, compresas de sangre y medicamentos, contribuyendo a la preservación de miles de vidas.

Versatilidad

La utilidad de las cajas de refrigeración no se limita al transporte de productos, también revisten en mejoras en el control de inventarios y la prolongación de la vida comercial de los alimentos.

Dentro de la agroindustria, juegan un papel trascendental en términos de controlar el proceso de maduración de frutas, maximizando el rendimiento de la plantación.