CAF advierte falta de integración comercial en Latinoamérica

Pese a las mejoras que se han dado en materia comercial, impulsar la integración regional y elevar la inserción de las empresas son algunos de los retos que tiene América Latina por delante en la materia. Así lo afirma el Reporte de Economía y Desarrollo 2021 de CAF, titulado «Caminos para la integración: facilitación del comercio, infraestructura y cadenas Globales de valor».

En este documento, CAF alerta, por ejemplo, de uno de los rezagos que siempre ha tenido Latinoamérica: su bajo comercio intrarregional. Según el informe, la cifra para América Latina llega a apenas 15% del total de sus exportaciones y se mantiene así desde la década de los 90, muy por debajo del 60% que suma la Unión Europea, el 45% de América del Norte o incluso el 22% del Mercado Común Centroamericano.

Además, según publica El Portafolio, en términos de inserción la región tampoco ha presentado importantes avances, pues como resalta el informe, la participación de América Latina en el comercio internacional se ha mantenido por muchos años en torno a 4% o 5% del total mundial. Eso sí, algunos de los países han mostrado mejoras.

Por ejemplo, en el caso de Colombia el comercio total respecto a su PIB ha pasado de suponer el 27% entre 1980 y 1984, hasta el 37% entre 2015 y 2019. No obstante, la entidad apunta a las oportunidades que hay. Según Pablo Sanguinetti, vicepresidente de conocimiento de CAF, “el vaso está medio lleno; el comercio intrarregional es bajo, pero hay espacio para crecer”.

Al respecto, se destaca que el 85% del comercio de la región está liberalizado. Los esfuerzos para bajar aranceles han sido importantes. Según el reporte, mientras que el arancel promedio en el 2000 era de 12% en Latinoamérica, este bajó a 6% en 2018. En Colombia, este indicador muestra una tarifa equivalente de barreras no arancelarias de 7%, mientras que el arancel promedio es del 5,7%.

Ante esto, como apunta Sanguinetti, “a pesar de la baja de aranceles, los costos de comercio intrarregional en América Latina siguen siendo altos”. En este punto, la investigación de CAF señala que América del Sur tiene costos de transporte de sus exportaciones un 15% superiores a los de la UE, además de los mayores tiempos, pues mientras que en la región un trámite aduanero puede tardar hasta 100 horas, en América del Norte llevaría menos de 10 horas.

CAF plantea tres pilares para impulsar la integración: “El primero es la reducción de los aranceles, al igual que la disminución de los costos aduaneros y de frontera a través de iniciativas de facilitación de comercio; el segundo consiste en proveer la infraestructura necesaria para mejorar la integración física entre los países y aquella que favorece la integración energética; y el tercero se refiere a las regulaciones domésticas y regionales que impulsen la integración productiva, promoviendo la participación de las empresas en cadenas regionales de valor”.

Relacionada: La aceleración digital, herramienta clave para la reactivación de América Latina